El viento ha sido el protagonista del tercer día de Libres de las Indy 500. Sólo 14 pilotos de los 33 han superado las 216 mph con un viento constante de 25 mph y rachas de hasta 35. El más rápido fue Ed Carpenter que logró una media máxima de 222,894 mph en la vuelta 50ª de las 52 vueltas que dio.
Para insistir un poco más en la fuerza del viento baste como ejemplo que una ráfaga rompió el pit de Oriol Serviá.


Los coches más rápidos de la jornada no se acercan a las velocidades máximas de lunes y martes. Marco Andretti sigue manteniendo la vuelta más rápida hasta ahora con las 226,338 mph que marcó en la jornada inaugural.
Alonso ha estado entre los “valientes”, ha rodado 39 vueltas, y en su vuelta 29ª hizo un promedio de 219,533 mph. Lejos de las 223.025 que registró el lunes. Sigue pues el 22º en la general y 1º de los rookies.
Como ejemplo de las malas condiciones baste decir que Oriol Serviá rodó sólo 6 vueltas y el líder, Marco Andretti 4.

Falta trabajo por hacer pero el asturiano es el tercero en el total de vueltas dadas lo que nos indica claramente sus ganas de aprender.
Los mejores tiempos no han variado.
Resultados