• No pudo tener mejor bautizo el Gran Premio PTT de Tailandia con una gran carrera en la que Marc Márquez (Equipo Repsol Honda) salió victorioso y dio otro salto gigante hacia el Campeonato Mundial de MotoGP™ 2018.
  • La batalla en Buriram llegó hasta el último metro entre el español y Andrea Dovizioso (Ducati Team), con Maverick Viñales de Movistar Yamaha MotoGP pegado a ellos y subiéndose al podio final.

Fue Márquez quien llegó líder a la primera curva saliendo desde la pole, con Valentino Rossi (Movistar Yamaha MotoGP) detrás de su máximo rival desde la P2 de la parrilla. Cal Crutchlow (LCR Honda Castrol) salió muy bien desde la P5 y se puso tercero, aunque Dovizioso le arrebató esa plaza en la curva 3.

270 milésimas entre los tres primeros

Se mantuvieron en esas mismas posiciones hasta que Rossi superó a Márquez de nuevo con la curva 3 como testigo, y entonces ‘Il Dottore’ se puso a tirar al mando de la carrera.

Con la vida útil de los neumáticos como un factor importante dadas las elevadas temperaturas de Tailandia y que es la primera vez que se compite en Chang, nadie quería forzar en exceso por miedo a quedarse sin gomas, motivos por los cuales la práctica totalidad de los pilotos montaron duros delante y detrás.

En la vuelta 11, Rossi no pudo lograr que su M1 trazara la curva 1 y fue entonces cuando la Ducati de Dovi y la Honda de Márquez pasaron al nueve veces Campeón del Mundo con Andrea situándose al mando de la carrera.

Se formó entonces un grupo detrás de los tres líderes donde iban muy cerca Johann Zarco (Monster Yamaha Tech 3), Dani Pedrosa (Repsol Honda Team) y Alex Rins (Team Suzuki Ecstar) hasta que llegó a Viñales a la fiesta y se puso rápidamente en el quinto lugar. Sin embargo, sólo era cuestión de tiempo antes de que los líderes del campeonato tiraran y a falta de 11 vueltas para el final, Dovizioso aumentó el ritmo. Márquez y Rossi sí se mantuvieron cerca de Andrea, pero tras ellos, el grupo liderado entonces por Crutchlow comenzó a perder terreno. Sin embargo, los tiempos se redujeron de nuevo cuando Viñales se puso a tirar en persecución del trío principal.

El trío de cabeza en meta

Pedrosa se cayó en la curva 5 a falta de ocho vueltas para la bandera a cuadros, mientras que Dovizioso y Márquez, comenzaron a luchar mano a mano por el liderato y se alejaron de un Rossi que comenzó a perder el contacto. Fue entonces cuando su compañero en Yamaha Viñales le adelantó y avanzó para tener un asiento de primera fila y así presenciar desde un sitio privilegiado otra batalla entre Ducati y Honda, entre Dovi y Márquez.

En las cuatro últimas vueltas, Márquez y Dovizioso se pasaron y repasaron casi en todas las curvas del trazado de Burinam.

Lo mismo la 8, que la 9, la 12, la 3. Todas las curvas les venían bien para los continuos ataques que rápidamente eran respondidos por el italiano que no cedía el liderato de ninguna manera.

Sin embargo, la curva elegida para el asalto de Márquez fue la curva 5. En una gran jugada, el seis veces campeón del mundo pudo por fin adelantar a Dovizioso y éste fue incapaz de devolverle la jugada en la curva 6. Esto nos preparó para otra epopeya de la esquina final entre las dos.

Tras otra serie de escaramuzas, fue la curva 11 la protagonista cuando Dovi frenó tarde y no pudo echar el ancla lo suficientemente rápido, momento que aprovechó Márquez para hacerle lo que éste le había hecho en Austria y en Motegi el año pasado y en Catar a principios de este mismo 2018. El español cruzó la línea justo por delante por tan solo 115 milésimas y Viñales, muy atento y muy cerca, cruzó la meta a 155 de Dovi con Rossi en el cuarto lugar, ya que se desvaneció ligeramente en la fase final de la carrera.

El líder de equipo independiente Zarco acabó quinto dando paso a Rins y Crutchlow que entró a meta séptimo sólo 0.171” por delante de Álvaro Bautista (Equipo Angel Nieto).

Los dos corredores del Alma Pramac Racing completaron el top ten con la P9 para Danilo Petrucci y la P10 para Jack Miller.

Clasificación tras Tailandia

La séptima victoria de la temporada para Márquez hace que el de Cervera empate con el ausente Jorge Lorenzo (Ducati Team) a 68 victorias de Gran Premio, mientras que también le da una oportunidad magnífica para cerrar el título en la ronda de casa de Honda: el Twin Ring Motegi. El GP de Japón de 2017 fue el escenario de otra pelea icónica entre Márquez y Dovizioso … ¿tendremos otro espectáculo sensacional en dos semanas?

[fuente Dorna MotoGP]

MARC MÁRQUEZ: “Estoy muy contento porque es la primera vez que gano a Dovizioso de esta forma. Estábamos muy igualados, así que mi estrategia era intentar atacar para abrir un hueco y no esperar a la última vuelta. Pero Dovi tenía muy buen ritmo y yo sufría algunos problemas con el neumático delantero, por lo que no he podido escaparme. He intentado gestionar los neumáticos y engancharme a él. Si soy sincero, no iba muy confiado en la última vuelta, ya que anteriormente he perdido todos mis ‘cara a cara’. Pero al final, se han intercambiado los papeles. Yo he aplicado el estilo Dovizioso y él, el método Márquez. Ha sido genial adelantarle en la salida de la curva. También ha sido una sensación muy agradable correr delante de toda la afición tailandesa, que nos ha animado y respaldado a todos los pilotos por igual; realmente disfrutan de este deporte y así me lo han transmitido a lo largo de todo el fin de semana. Les estoy muy agradecido. Ahora tenemos nuestra primera bola de partido en Japón, una carrera muy importante para Honda, ya que es su único Gran Premio en casa. Por supuesto, intentaremos dar el máximo allí, pero si no lo conseguimos, no pasa nada, el objetivo principal es lograr el título en algún momento”.

[fuente Repsol Media]