El piloto madrileño Carlos Sainz, McLaren #55, no acabó muy contento tras la carrera del GP de China de Formula 1

Partía desde la P14 en la parrilla de salida y, pese a adelantar inicialmente a varios pilotos, su posición final bajo la bandera a cuadros fue la misma que al inicio, 14º.

Realizó una estrategia de dos paradas en boxes;
la primera en la vuelta 1 para cambiar el alerón delantero que se lo había roto el piloto ruso de Toro Rosso Daniil Kvyat (fue sancionado con un DT por ese lance) y aprovecho para cambiar el juego de neumáticos medios nuevos por otro también nuevo pero de duros tardando 24 segundos en la operación, y volvió a entrar en el pit por segunda y última vez en la vuelta 37ª para montar blandos nuevos con los que concluyó la carrera y esta vez la parada fue de 2.5 segundos.

Carlos Sainz: “Otro día frustrante. Imposible evitar el Toro Rosso por lo que otra cosa de fuera de nuestro control arruinó mi carrera, y esta vez, por desgracia, con nuestros dos coches dañados. Una verdadera pena porque nuestro ritmo de carrera era bueno y manejábamos bien la degradación, por lo que creo que hemos perdido la oportunidad de luchar por los puntos. Sin duda tenía coche mejor para la carrera que para la calificación. Yo prefiero seguir pensando en los aspectos positivos y ser paciente, porque las cosas, al final, se van a dar la vuelta. Estoy bastante contento con el coche, muy contento con el equipo, mis ingenieros, los mecánicos, y las cosas van a dar la vuelta con el tiempo.”
[fuente McLaren F1]