Sebastian Vettel:  “¡Todos dentro del equipo pueden estar muy felices y orgullosos de lo que hemos hecho hoy! Después, le dije a Kimi que lo sentía, porque yo era más lento que él pero luchaba por la carrera. Para Kimi no era bueno estar allí en medio de un sándwich. Fue una carrera dura que, al final, tuvo un buen final. He desarrollado un problema con el volante y no sé por qué todavía. Tenemos que evitar que vuelva a suceder, por supuesto, pero durante la carrera no tuve otra opción. No es aparcar el coche, comprobar si todo está bien y luego arreglar el problema. Era bastante molesto porque tenía una sensación extraña. Pero entonces, en algún momento, lo olvidé y sólo traté de acostumbrarme, lo cual era complicado porque simplemente cambiaba y empeoraba. Sin embargo, al final el ritmo seguía estando ahí. En general, no me gusta la visión a corto plazo que algunos tienen de que después de una buena carrera todo es genial y tú eres el héroe, pero después de una mala carrera es un desastre. No es justo porque la gente trabaja muy duro invirtiendo mucho tiempo, trabajando todos juntos en el coche. En mi opinión, tenemos el mejor coche y con la mejor adherencia y éste no ha sido el caso durante muchos años. Al final podemos marcar la diferencia y lo hemos hecho hasta ahora. Tenemos dos días de prueba aquí la semana que viene y hay mucho trabajo por hacer. Después de ésto será el GP de Bélgica. Nuestro coche ha sido bueno allí y creo que tenemos algunas mejoras, así que debería irnos bien “.
[fuente; Ferrari Media]