Ha sido un día tremendamente decepcionante para el equipo en Monza. Antes de arrancar la jornada, el equipo descubrió un problema con el MGU-K de Stoffel ayer por la noche. Se puede cambiar este elemento de forma aislada dentro de la unidad de potencia, pero supone un trabajo de muchas horas, y por las restricciones del parque cerrado el equipo ha decidido que esto no sería posible dentro del tiempo permitido. Por lo tanto, el equipo ha decidido cambiar el motor entero de Stoffel, introduciendo un MGU-K, MGU-H, motor de combustión interna y turbocompresor nuevo, y por lo tanto ha recibido una sanción de 25 posiciones para la parrilla en la carrera de hoy. Por lo tanto, Stoffel ha comenzado 18º, justo por delante de Fernando en 20º, tras su sanción de 35 puestos por un cambio de motor.

Al inicio, ambos pilotos han progresado de forma excelente y han ido escalando posiciones rápidamente. Los progresos de Fernando no han durado mucho ya que ha sufrido problemas con los cambios de marcha por un fallo en los sensores de la caja de cambios. Ha realizado una carrera agresiva a pesar de tener un coche difícil de manejar, y ha luchado hasta alcanzar la 11ª posición antes de su primera y única parada en boxes. El problema con la caja de cambios ha ido a peor y el equipo ha perdido la capacidad de monitorizarlo por los fallos del sensor, y han decidido abandonar en la vuelta 51 como medida de precaución.

En cambio, Stoffel – que también ha salido muy fuerte – ha ido fuerte desde la primera vuelta, ya ha progresado notablemente, incluso adelantando a Sainz con una maniobra decisiva. Ha rodado durante gran parte de la carrera entre los diez primeros puestos, y ha llegado a estar séptimo en la vuelta 19.Cruelmente, no ha tenido recompensa por sus esfuerzos ya que ha informado de una pérdida de potencia, que se sospecha que esté relacionado al problema del MGU-K dentro de la nueva unidad de potencia. Se ha retirado en la vuelta 34.

FERNANDO ALONSO: “Nuestros jefes estaban presentes hoy y, desafortunadamente, no hemos podido ofrecer un buen resultado. Es muy decepcionante acabar con dos abandonos. He tenido problemas con los cambios de marcha desde muy pronto en la carrera y eso me ha costado mucho tiempo en algunos momentos hasta casi un segundo por vuelta. Hemos intentado arreglar el problema al cambiar algunas configuraciones, pero el cambio no ha funcionado nunca como debería, y ha afectado mi carrera. Salir desde atrás nunca iba a ser fácil. Hemos ganado algunas posiciones durante la carrera pero había muy pocas posibilidades de llegar a los puntos hoy. Ahora estamos con ganas de ir a Singapur, que es un trazado que se adapta mejor a nosotros”.     [fuente; McLarenF1]