Sébastien Ogier y Julien Ingrassia consiguieron su quinto campeonato mundial de rallyes consecutivo en el Rally Gales GB el pasado fin de semana, convirtiéndose en una de las tres tripulaciones que se han asegurado el título con dos fabricantes diferentes.

El tercer puesto en el rally y un emocionante cuarto puesto en la Power Stage fueron suficientes para sellar el título.

Sébastien Ogier declaró al finalizar el rally:
“La emoción es algo que no puedes controlar. Hay algo hermoso en ésto y tengo que decir que éste fue el sentimiento de emoción más fuerte que he experimentado en mi vida profesional. Es difícil explicar el sentimiento, pero definitivamente es uno muy bueno. Hace doce meses, decidimos tomar lo que podría haber sido considerado como un riesgo. Decidimos unirnos a Malcolm y nos propusimos un desafío. Hoy hemos tenido éxito en ese desafío y sabemos que tomamos la decisión correcta. Me sentí inmediatamente orgulloso y muy feliz por el equipo. Un título de piloto es algo que nunca les ha sucedido y era realmente muy merecido. Lo que son capaces de hacer es increíble. Realmente, muchas gracias a todos ellos”. [fuente; MSport Media]