El WorldSBK ha dado un gran espectáculo en Imola, delante de 76.317 personas. ¡Una jornada alegre, deportiva, sin silbidos ni insultos contra los protagonistas!

Empezó bien el viernes de Román Ramos, terminando la primera sesión en octava posición, para luego centrarse en el ritmo de carrera. Apretó en la tercera y última sesión de calificación para hacer un tiempo que le permitiera entrar en la Q2, pero desafortunadamente un fallo técnico no se lo permitió.

El sábado estaba satisfecho con su moto y en la carrera se divirtió, peleando todo el tiempo con Baz y Mercado en el pequeño grupo que luchaba por la novena posición final, pero la mala suerte lo detuvo en seco… La bomba de la gasolina le obligó a volver al box…

En la segunda carrera salió convencido de poder hacer un buen resultado, pero inmediatamente se ha visto obligado a luchar con una excesiva falta de agarre, la moto le resbala mucho y no pudo ser tan rápido como en los entrenamientos. El duodécimo puesto es un buen resultado, el máximo que ha podido hacer.

Román Ramos #40 (WSBK carrera 1, retirado): “¡Este año no salen los resultados y no puedo entender por qué! De todas formas, en la carrera tenía un buen ritmo y estaba rodando bien. Haslam no estaba muy lejos, y pensé que podría superarle, pero luego tuve que parar por un fallo técnico. Gracias a todo el equipo que trabajó por la noche para darme el mejor material”.

Román Ramos #40 (carrera 2, 12º): “No entiendo lo que ha pasado. La moto era la misma que en la primera carrera, pero ha resbalado mucho y no he podido ser rápido. ¡Para nosotros éste es un buen resultado hoy!”.

Denis Sacchetti (jefe del equipo): “El motor del 2018 es ciertamente más potente que el de 2017. Ésto nos está poniendo con problemas en el chasis y consecuentemente en la electrónica. Tenemos más potencia que el año pasado, pero utilizamos mucho menos. Muchos amigos han venido a saludarnos y también en la pista. Gracias a todos. Nos ha entusiasmado su calidez”. [fuente y fotos © GoEleven y Kawasaki Racing Eu]

Clasificación del Mundial tras Imola en este enlace