• Un Gran Premio de Alemania lleno de acción resultó finalmente muy  difícil para McLaren, y no logró puntos.
  • A mitad de la carrera, Stoffel reportó un problema con el coche, que el equipo creyó que le exigiría retirarse de la carrera. Sin embargo, después de algunos cambios rápidos de configuración, logró volver a ponerse en marcha, aunque perdió mucho tiempo tratando de solucionar el problema, empujándolo hacia atrás. 
  • El factor clave de todo el día fue el clima, que pareció cambiar durante toda la tarde, aunque nunca estuvo del todo claro cuándo. Cuando finalmente llegó la lluvia, los dos pilotos tomaron jugadas opuestas: Fernando inmediatamente paró para montar los neumáticos intermedios, mientras que Stoffel optó por mantenerse fuera de los neumáticos secos.
  • Aunque la lluvia empeoró, las condiciones de la pista eran manejables y, en última instancia, Stoffel se sintió lo suficientemente cómodo como para permanecer en pista neumáticos de seco durante todo el tiempo. Fernando, sin embargo, se vio obligado a hacer una parada adicional en boxes para quitar de una vez las gomas de lluvia cuando ésta amainó, lo que lo llevó al decimoquinto lugar.
  • Luego, el equipo detectó un posible problema con la caja de cambios en el coche de Fernando a falta de unas pocas vueltas para la bandera a cuadros, y éste se vio obligado a retirarse en la vuelta 65 de 67, aunque se clasificó en el puesto 16.

FERNANDO ALONSO, piloto de McLaren; 

  •  Salida 11º
  • Meta No terminó (clasificado 161)
  • Vuelta más rápida en 1’17”741 en la 60ª (+2.196”, 11ª mejor)
  • Paradas de boxes Tres: vuelta 31ª (2.63”) [Blandos/Medios], 43ª (3.02”) [Medios/Intermedios] y 47ª (3.96”) [Intermedios/Blandos]

“Fue una carrera complicada. Apostamos por la lluvia y con las primeras gotas montamos rápidamente neumáticos intermedios, esperando que lloviera con fuerza en los siguientes minutos pasa así aprovecharnos de nuestra rápida decisión. Pero no fue así, y estuvimos en una pista seca con neumáticos de mojado, así que los destrozamos y luego tuvimos que hacer otra parada para volver a poner neumáticos de seco. En ese momento, nuestra carrera estaba comprometida. Hubo unas condiciones difíciles, pero como no estábamos en los puntos, tuvimos que probar algo diferente. Decepcionante, nuestra apuesta esta vez fue la equivocada. Al final de la carrera, el equipo me dijo que parara el coche, ya que probablemente vieron algo en los datos”.
[fuente y fotos © McLaren F1 y Pirelli F1]