Un día de emociones encontradas para McLaren el domingo del Gran Premio de Hungría cuando Fernando Alonso se llevó cuatro puntos de su octava posición, pero el equipo fue cruelmente despojado de una doble puntuación debido a un problema en la caja de cambios de Stoffel.

Las Qs del sábado en Hungaroring fueron en agua

Stoffel hizo un gran comienzo, terminando la primera vuelta en el puesto 13, dos lugares por detrás de su compañero de equipo Fernando. El equipo ejecutó una estrategia casi perfecta, y ambos pilotos condujeron magníficamente para exprimir sus neumáticos y alcanzar el ritmo máximo.

Dos buenas paradas en boxes (una estrategia de una parada para cada coche) realizadas más tarde que la mayoría de los otros equipos lo que permitió un mejor ritmo de ambos coches en la segunda mitad de la carrera, y eso les llevó a la octava y novena posiciones desde poco más de la mitad de la carrera.

Desafortunadamente, un problema mecánico en la caja de cambios de Stoffel le privó de cualquier esperanza de puntos para recompensar su rendimiento, y se retiró de la carrera tras 49 vueltas. 

FERNANDO ALONSO, McLaren #14:

Empezó 11º y terminó 8º.
Vuelta rápida en 1’22”090 en la vuelta 68ª (+ 2.078”, 9ª mejor)
Paradas de boxes; Una en la vuelta 39ª (2.80s) [Blando a Medio]

“Definitivamente fue un buen domingo para nosotros y fue gracias al muro de boxes, ya que ejecutaron la estrategia perfecta. Decidieron extender el primer stint todo lo posible, haciendo alrededor de 15 vueltas más que los demás, y eso significó que Stoffel y yo recuperamos tres o cuatro posiciones. Realmente merecíamos el octavo y el noveno puesto hoy, pero desafortunadamente el problema de la caja de cambios impidió que Stoffel sumara ningún punto; de lo contrario hubiera sido un domingo perfecto para nosotros. Estoy feliz de haber logrado este resultado y de haber anotado otros cuatro puntos para el equipo. ¡El domingo es lo que realmente cuenta! Ahora es tiempo de relajarse, antes de subirse a un coche nuevamente a mediados de agosto”.

 [fuente y fotos © McLaren F1]