Con la victoria número 79 de su increíble carrera después de un rally lleno de incidentes, Sébastien Loeb y Daniel Elena llevaron a Citroën Total Abu Dhabi WRT de nuevo a la victoria, demostrando una vez más el valor de un equipo comprometido que se negó a rendirse.

La única ocasión previa en la que Sébastien Loeb había intentado con éxito un salto mortal hacia atrás en el podio final de un rally fue en el Tour de Corse de 2004 para celebrar su primer título mundial. El exgimnasta repitió la hazaña confirmando el significado histórico de esta victoria, reivindicada en la última aparición de su regreso a tiempo parcial en 2018, seis años después de que disputara su última temporada completa en el WRC. Aunque había ganado en España ocho veces consecutivas (entre 2005 y 2012) antes de ingresar al rally de este año, no había competido en el evento desde 2012. Sin embargo, sus tres victorias de etapa en México, donde también tuvo brevemente el liderato en la general, y otros tres scrach en otras tantas especiales en Córcega, sugirieron que estaría más o menos en el ritmo.

Perfectamente asistido por su fiel copiloto Daniel Elena, el nueve veces campeón del mundo fue el mejor una vez más. Mostrando su increíble capacidad para adaptarse a las condiciones adversas, trabajó gradualmente con el equipo para ajustar la configuración de su C3 WRC, finalizando la primera etapa en grava en el cuarto lugar, a sólo 0.5” del tercero y a 3.4” de la segunda posición, ocupada por los locales Dani Sordo y Carlos del Barrio. En el primer día real de competición, estableció un impresionante tercer tiempo más rápido (a + 2.0”) y luego un segundo tiempo más rápido (a + 2.9”) en la decisiva etapa de La Fatarella – Vilalba de 38.85 km.

Lo más difícil aún estaba por venir para Loeb en la jornada del sábado ya que el as francés tuvo que adaptarse nuevamente en la pista. Además, los caminos estaban mojados, brindándole el desafío adicional de correr en condiciones que no había experimentado durante cinco años en un rally. Una vez más, el nueve veces campeón mundial del WRC sorprendió a todos. Después de volver a familiarizarse con las condiciones en el bucle de la mañana, se adjudicó una victoria de etapa en la SS12 (21.26 km). Mientras la batalla por el título de pilotos se desarrollaba alrededor suyo, Loeb ascendió al tercer lugar, sólo 3.3” detrás del segundo y a 8.0” del líder.

En la jornada definitiva, el equipo Citroën Total Abu Dhabi WRT anticipó a la perfección que las carreteras catalanas se secarían, y Sébastien Loeb fue el único piloto que apostó por la monta de cuatro slicks duros para las especiales iniciales. Dos etapas más tarde, llegó al servicio de mitad de la jornada final con el liderato en la general, 7.1” por delante del piloto en segundo lugar, Latvala. A pesar de un pequeño susto en la SS17 que redujo su ventaja a tan sólo 3.6”, el as francés se mantuvo líder hasta el final del rally para asegurar la victoria 79ª de su carrera en el WRC por 2.9”, cinco años después de su última victoria general en el rally de Argentina 2013. Esta increíble actuación le brindó al ejército rojo de Citroën su primer triunfo de la temporada y la 99ª victoria de su larga historia en el campeonato mundial.

Sébastien Loeb: “Cuando vi que había ganado en la pantalla al final de la última etapa, ¡fue una sensación realmente increíble! Es realmente agradable haber logrado seguir con ritmo de nuevo después de todos estos años, porque los rivales no se han detenido mientras yo he estado lejos y realmente han presionado en cada pulgada de las especiales. No podía permitirme el arrastrarme para orientarme nuevamente sobre la grava el viernes, ni tampoco en el asfalto mojado del sábado, sino que apreté todo lo que pude. El domingo por la mañana fuimos muy rápidos después de hacer la elección correcta de neumáticos y luego pudimos continuar líderes, a pesar de un pequeño error en la penúltima etapa. Ya en este momento, el rally fue pan comido. Estaría tentado de decir que es quizás mi mayor victoria y estoy encantado de asegurar que es un resultado merecidamente valioso para el equipo”.
[fuente © Citroën Racing]