Carlos Sainz y Lucas Cruz campeones del Dakar 2020 en el MINI John Cooper Works Buggy

De los bordes del Mar Rojo con Jeddah como punto de salida hasta la ciudad del deporte y de la cultura de Qiddiya, cerca de la capital Riad, pasando por los cañones y las montañas del oeste del país y luego por el extenso espacio vacío lleno de dunas del llamado “Empty Quarter”, la 42ª edición del Dakar ha culminado con las victorias del estadounidense Ricky Brabec en motos [que sube a Honda a lo más alto tras 31 años de espera], de Carlos Sainz [con su tercer trofeo con tres marcas de coche diferentes], de Casey Currie [que ondea junto con Brabec la bandera de Estados Unidos en SSV por vez primera en los 42 años del Dakar], del chileno Ignacio Casale [que vuelve a hacerse con las riendas de la categoría quads], así como de Andrei Karginov [que prosigue con la saga victoriosa de Kamaz en camiones].

En total, 234 de los 342 vehículos que tomaron la salida en Jeddah (un 68,4%) figuran en la clasificación general final de la prueba: 96 motos, 12 quads, 57 coches, 29 SSV y 40 camiones. 22 vehículos que abandonaron por el camino han llegado a Qiddiya en el marco de la categoría Dakar Experience.

Hacía 31 años que el primer fabricante mundial de motos Honda no ganaba el Dakar. Además, Ricky Brabec ha roto otro récord ya que ningún piloto estadounidense se había adjudicado aún el rally raid más celebre del mundo. Hoy, en Qiddiya, Ricky Brabec y su Honda 450 CRF escriben un nuevo capítulo en la historia de la prueba con letras de oro. A la cabeza desde el final de la tercera etapa, el californiano ha sabido gestionar sabiamente su ventaja a lo largo de las jornadas. El año pasado le traicionaba la mecánica a tres especiales de la meta, pero este año la moto ha ido como un reloj hasta el último kilómetro. La justa recompensa para un piloto que no escatima jamás esfuerzos, así como para Honda, que ha sabido esperar pacientemente desde su retorno oficial al Dakar en 2013. Edición tras edición, sin desalentarse, pese a los reveses acumulados, el equipo HRC ha logrado perfeccionar la fiabilidad de la moto, reorganizar su estructura y encontrar esa alquimia sin la que resulta imposible hacerse con el éxito, para destronar al equipo KTM que sumaba 18 victorias consecutivas desde 2001. Detrás de Brabec, Pablo Quintanilla ha sido el más incisivo. Al manillar de su Husqvarna, el piloto chileno se ofrece un excelente segundo puesto, tras un año dedicado a recuperarse de la lesión del último Dakar en Perú. El tercer puesto del podio es para Toby Price, ganador en 2019. La categoría “Original by Motul” es para el rumano Emanuel Gyenes con más de una hora de ventaja sobre Benjamin Melot.

Los ganadores con David Castera

En Quads se ha visto el retorno victorioso de Casale. Tras una escapada poco fructífera en SSV el año pasado, Ignacio Casale regresa en 2020 a su primer amor y a la categoría de quads, en este primer Dakar saudí. Buena elección para el bicampeón de la prueba, que no ha perdido su hábil manejo del manillar y dejaba su impronta en la carrera desde los primeros kilómetros. A la cabeza de la general de principio a fin, el chileno no ha contado realmente en ningún momento con una clara oposición, pese a los esfuerzos de Simon Vitse (dos victorias de etapa) o de su compatriota Enrico Giovanni, que se veía obligado a abandonar en la sexta etapa. Con 4 victorias de etapa y una presencia en el Top 4 con una regularidad pasmosa (10/11), Casale no ha ofrecido mucho suspense. Tan sólo la pérdida de 45 minutos en la búsqueda de un way-point en la 10ª etapa inquietó un poco al piloto, que iguala ahora a Marcos Patronelli como tricampeón del Dakar en esta categoría.

Carlos Sainz y Lucas Cruz

En coches, Carlos Sainz y Lucas Cruz fueron los más sólidos. Los grandes veteranos mantuvieron el control del Dakar, prueba de madurez por excelencia. Fernando Alonso no se atreverá a decir lo contrario, ya que sus prometedoras prestaciones no fueron suficientes para proporcionar el tan ansiado duelo español, ni Yazeed Al Rajhi, que prosigue con su aprendizaje y obtiene en casa su mejor clasificación, una cuarta posición. Los tres pilotos que ocupan el podio suman 50 participaciones en coches y ahora 13 títulos en la categoría más los 6 en motos de ‘Monsieur Dakar’. El conocimiento de la región y la fiabilidad del Hilux de Toyota hacía que los pronósticos favorecieran a Nasser Al-Attiyah. Sin embargo, el buggy Mini confiado a Sainz no se ha desviado en ningún momento del camino al éxito. En cabeza tras la tercera etapa y luego en la jornada de descanso, ‘El Matador’ sólo tembló en la octava especial, cuando perdió parte de su ventaja sobre sus dos rivales más cercanos. Sin embargo, supo aguantar luego sus intentos de ataque hasta Qiddiya. El lituano Vaidotas Zala, que quedó rápidamente fuera de la pugna, se ofreció el privilegio de abrir el palmarés saudí del Dakar en la categoría, mientras que Mathieu Serradori rubricaba su primera victoria de etapa de un auténtico amateur desde hacía 32 años en Qadi Al Dawasir.

Carlos Sainz y Lucas Cruz con el X-Raid Team

Seguro que Nasser Al-Attiyah hubiera renunciado a su victoria de especial en la última etapa a cambio de los 6 minutos 21segundos que le separan de Sainz para lograr la victoria final. Pero de haber sido así, no hubiera logrado mantener el récord que sólo ostenta él ya que ha ganado al menos una especial en todas y cada una de las 13 últimas ediciones del Dakar. Uno de los raros récords que no pertenecen ni a Peterhansel ni a Vladimir Chagin.

El campeón Carlos Sainz declaraba: “Un rally muy difícil… al máximo los tres. Estoy muy contento. Gracias a Lucas, al equipo, y a toda la gente que me apoya, a todos los fans, a la familia, por supuesto, y también a Red Bull y a Bahréin. Ha sido un rally muy difícil, desde el inicio, con mucho riesgo, al máximo los tres y estoy muy contento con esta victoria”.
[fuente Dakar Press ASO]

El equipo JCW X-Raid de Bahréin está de fiesta. Tras recorrer 7.500 kilómetros por Arabia Saudí, Carlos Sainz y Lucas Cruz han ganado el Dakar 2020 en el MINI John Cooper Works Buggy y Stéphane Peterhansel terminó tercero por lo que el equipo está doblemente representado en el podio.

Carlos Sainz y Lucas Cruz

Éste ha sido uno de los Dakar más exitosos para el X-Raid ya que nueve de las doce etapas fueron ganadas por coches construidos por X-Raid y ocho de ellas a favor del equipo Bahrein JCW X-raid.

La victoria de hoy en la general es el quinto éxito del Dakar en la historia del equipo. Stéphane Peterhansel y Jean-Paul Cottret se impusieron en 2012 y 2013. Un año más tarde, Nani Roma y Michel Périn se alzaron con la victoria, antes de que Nasser Al-Attiyah y Mathieu Baumel lo hicieran en 2015. Todas estas tripulaciones triunfaron en un MINI ALL4 Racing.

Sainz llegó a la última etapa como líder de la general y defendió con éxito su liderazgo en los últimos 374 kilómetros del Dakar 2020. “Estoy increíblemente contento”, comentaba el tricampeón madrileño. “Detrás de esta victoria hay mucho esfuerzo, entrenamiento, trabajo con el equipo y mucho más. Estoy feliz por el equipo, Red Bull, Bahrein y Primax. Hemos estado atacando a los tres primeros desde el primer día, fue un rally a toda máquina desde el principio. La primera edición del Dakar en Arabia Saudí fue sensacional”.

La batalla por el segundo lugar fue particularmente reñida: Peterhansel y su rival Nasser Al-Attiyah, en el Toyota, estaban a sólo seis segundos después de la penúltima etapa. Desafortunadamente, Peterhansel no pudo alcanzar al piloto catarí, pero consiguió un muy buen tercer puesto en la general. “Ha sido un Dakar extraño para mí, porque hemos tenido que cambiar de copiloto en el último momento”, ha declarado el francés. “Pero estoy contento con el resultado. No me lo esperaba al principio”.

Carlos Sainz, David Castera, Masser Al-Attiyah y Lucas Cruz

Sven Quandt, Director del equipo X-Raid Team: “Estamos absolutamente abrumados por este gran resultado del equipo. El primer y tercer lugar no lo esperábamos. Fue una carrera fantástica, marcada por muchas batallas por la cima. Carlos y Stéphane hicieron un trabajo excepcional. El rendimiento de nuestra flota del MINI JCW fue absolutamente fantástico. Después de tantos años de lucha, estamos contentos de haber ganado finalmente el Dakar de nuevo con nuestros coches MINI. Terminar con cuatro MINI entre los diez primeros y ocho entre los 20 primeros muestra nuestra fiabilidad. Gracias a nuestros empleados y a todos los que creyeron en nosotros y nos apoyaron, especialmente a MINI y a nuestros socios Bahrain, Red Bull y Primax”.
[fuente X-Raid Team]

El Rally Dakar 2020 llegó a su fin cerca de la capital de Arabia Saudí (Riad) tras 12 duras etapas, la última de las cuales la ganaron Nasser Al-Attiyah y su copiloto Mathieu Baumel. Ambos realizaron un gran trabajo y presionaron a los líderes con el objetivo de reducir los 10 minutos y 17 segundos que tenían de desventaja tras la penúltima etapa. A pesar de registrar el mejor tiempo en la etapa final, Al-Attiyah y Baumel se quedaron a 6 minutos y 21 segundos de lograr su segundo Dakar con Toyota Gazoo Racing, una diferencia mínima después de más de 5.000 kilómetros de rally.

Los dos MINI John Cooper Works Buggy en el podio

La etapa final desde Haradh hasta la ciudad de nueva construcción de Qiddiyah se redujo a la mitad, para una especial de sólo 167 kilómetros. Aunque la distancia de la etapa no fue suficiente para que el piloto catarí y su copiloto atraparan a los líderes, lograron rebajar su distancia en 3 minutos y 56 segundos para consolidar su segundo lugar en la clasificación general.

Mientras, Fernando Alonso y Marc Coma brillaron de nuevo, siendo la segunda pareja más rápida de Toyota Gazoo Racing en la etapa final, finalizando con el cuarto mejor tiempo del día, a sólo 3 minutos y 25 segundos de sus compañeros ganadores de etapa. Alonso y Coma pasaron por el primer punto cronometrado a solo 25 segundos de Al-Attiyah y Baumel, pero sufrieron un pinchazo a mitad de etapa, lo que les retrasó unos minutos.

Alonso y Coma terminaron su primer Dakar en Toyota, el debut del piloto asturiano en la mítica carrera, en el puesto 13º de la general, a 4 horas, 42 minutos y 47 segundos de los ganadores. Después de perder más de dos horas y media en la segunda etapa, llevaron a su Toyota Hilux al límite en las siguientes etapas y llegaron a entrar en el top 10, justo antes de que un vuelco en la décima etapa les hiciera perder más de una hora y les impidiera finalmente entrar entre los diez primeros del Dakar 2020. Aun así, el papel de Alonso en su primer Dakar, igual que el de su copiloto Coma, se puede calificar como notable.

Gran Dakar de Fernando Alonso y Marc Coma

Todos los pilotos de Toyota destacaron la fiabilidad de sus Toyota Hilux, que completaron la carrera más dura del mundo sin ninguna dificultad técnica. Esto, a pesar de atravesar algunos de los terrenos más difíciles que Arabia Saudí podía ofrecer, con más de 5.000 kilómetros recorridos.

Celebrada por primera vez en Arabia Saudí, la edición 2020 del Rally Dakar comprendió un total de 12 etapas, con dunas, pistas rocosas y tramos desérticos de alta velocidad. Considerado ampliamente como uno de los eventos deportivos más difíciles del mundo, tres pilotos de Toyota Gazoo Racing finalizaron dentro del top 10, mientras que el debutante Fernando Alonso terminar su primer Dakar en una destacada 13ª posición.

Superando varios contratiempos, incluyendo 43 pinchazos que supusieron al menos 1 minuto y 30 segundos cada uno, las cuatro parejas de pilotos y copilotos de Toyota presionaron al máximo y confiaron en sus Hilux, sinónimo de fiabilidad y durabilidad. Sin embargo, con dos etapas acortadas, no pudieron recuperar el tiempo perdido para defender el título del Dakar.

Alonso y Coma con el Toyota Gazoo Racing

Fernando Alonso, Toyota Hilux #310: “Sí, hoy estuvo bien; definitivamente una de las mejores etapas para nosotros en cuanto a ritmo. Tuvimos un poco de tráfico y un pinchazo. Pero a pesar de ello, terminamos sólo a tres minutos, así que nuestro ritmo estuvo muy cerca de nuestros compañeros ganadores de la etapa. Estamos contentos con la etapa y felices de estar aquí, en la meta. Éste es el rally más duro del mundo y lo terminamos en nuestro primer intento. Tenía el mejor equipo a mi alrededor; la gente de Toyota Gazoo Racing y Marc como copiloto. Creo que gracias a ellos he terminado el Dakar en el primer intento. Estoy realmente agradecido; disfruté mucho las últimas dos semanas”.
[fuente Toyota Prensa]

Terminó el Dakar, uno más para Nani Roma, que en la duodécima y última etapa fue duodécimo, terminando en la clasificación general vigésimo sexto. “Realmente la clasificación no refleja el potencial del coche ni del equipo, pero esto es parte de este deporte y tenemos que aceptarlo”, dice el doble ganador de la prueba al finalizar esta edición.

Nani Roma y Dani Oliveras (Borgward #301)

Nani Roma reconoce que “ha sido un Dakar difícil, más duro de lo esperado”, y se muestra “contentos de llevar el Borgward hasta la meta final”. Al término de la carrera, el piloto catalán quiere “agradecerle a todo el equipo el súper trabajo que han hecho; a los mecánicos e ingenieros, a Borgward y a todos los patrocinadores que han confiado en nosotros”.

Por lo que respecta a él y a su copiloto, Dani Oliveras, Nani asegura que “hemos intentado hacerlo lo mejor que hemos podido y sabido y nunca se nos ha pasado por la cabeza abandonar”. “Creo que no tenemos ningún reproche que hacernos, todo el mundo ha hecho lo máximo que ha podido”, añade.

“Ha sido otro Dakar, y ya son muchos. Un Dakar diferente, pero cuando ya llevas muchos sabes que a veces no salen las cosas como querrías”, termina diciendo el de Folgueroles.
[fuente Borgwardrallyteam]

Clasificaciones oficiales completas en este enlace