La marcha de Lewis Hamilton ha estado en el aire desde que perdió el mundial en la última carrera contra Max Verstappen. Momento que le dejó muy tocado, desapareció de las redes sociales, no habló con nadie del paddock y se cerró en su círculo más cercano. Peor recientemente Hamilton dejó claro que aunque lo había pasado mal en esos meses pronto firmaría con Mercedes para más allá del 2023 .Desde Brackley saben que no le han dado un monoplaza con opciones de ganar carreras esta temporada, que su nivel de pilotaje ha mejorado con el paso de los grandes premios y está acabando el tramo en la mejor forma posible. Se sienten en deuda con él aunque no se precipitarán en la decisión y se sentarán tranquilamente en invierno para tratar de ampliar la renovación.

    Sin prisa y en invierno

    Hamilton quiere seguir con las flechas plateadas: “Vamos a hacer otro trato. Nos sentaremos y lo discutiremos en los próximos meses, diría yo“, comentó hace unos meses el británico.

    El jefe de Mercedes, Toto Wolff, admite que no están buscando a nadie más, ya que el asiento es 100% de Hamilton, pero afirma que no hay prisa por arreglar las cosas de inmediato, y que sería más fácil resolver las cosas, incluidas responsabilidades más amplias más allá de la conducción, una vez que termine la temporada:”No hemos comenzado a tener conversaciones. Queremos terminar definitivamente la temporada y luego encontrar un momento de tranquilidad durante el invierno como lo hicimos la última vez, que literalmente comenzó en las vacaciones de invierno y duró más de dos meses. No hemos hecho eso“, aseguró en declaraciones recogidas por MotorSport.com.

    Mantiene que el siete veces campeón del mundo es mucho más que un simple piloto para ellos: “Ahora es mucho más que un conductor para nosotros. Aunque no estamos hablando del final de su carrera, también es importante hablar sobre su papel como embajador de Mercedes y los muchos patrocinadores que tenemos, y la implicación que puede tener en nuestra audiencia más amplia”, reflexionó para acabar el ingeniero jefe.

    Fuente: www.caranddriver.com