Nico Hülkenberg, quien se subirá al Haas el próximo año sustituyendo a Mick Schumacher, cree que Haas ha sido justo con el trato de su compatriota y le dieron el tiempo suficiente para demostrar. Sin embargo, los estadounidenses fueron quienes tuvieron la última palabra, y acabaron optando por el piloto con más experiencia.

    Schumacher sí tuvo tiempo para demostrar

    Mick Schumacher llegó a la Fórmula 1, tras haber ganado la Fórmula 2 el año anterior, en la temporada 2021. Tras un mal año del equipo estadounidense, donde era imposible verlos competir ni por la última posición de puntos, el segundo año del alemán en la Fórmula 1 sí que ha tenido esa oportunidad.

    Pese al difícil comienzo para el #47, el cual se quedaba a las puertas de los puntos mientras su nuevo compañero de equipo, Magnussen, lograba puntuaciones altas o, incluso, algunos accidentes de novato como el que sufrió en Miami con Vettel, finalmente pudo acabar logrando sus primeros puntos en Gran Bretaña.

    La hazaña se fue repitiendo en algunas ocasiones a lo largo de la temporada, consiguiendo al final del año 12 puntos y terminar decimosexto en el mundial de pilotos. Resultados que no fueron suficientes para acabar conservando su asiento en Fórmula 1, ya que Haas ha acabado optando por sustituirle.

    En su lugar, el equipo estadounidense ha acabado optando por reclutar al antiguo piloto de Fórmula 1, Nico Hülkenberg. El alemán llevaba 3 años alejados de la categoría como piloto titular, teniéndose que conformar con ser piloto reserva y haber disputado alguna carrera suelta tras la baja de algunos pilotos.

    No han sido pocos los que han dicho en las últimas semanas que Haas no le dio el tiempo suficiente al hijo del Kaiser para poder conservar su asiento, algo que Hülkenberg no comparte. El #27 cree que su equipo le dio el tiempo para demostrar su talento, pero que, al final del día, es el equipo que decide qué pilotos poner como titulares.

    “Según lo que he visto, todo ha sido muy justo desde verano. El equipo le ha dado a Mick mucho tiempo para demostrar y, al final, han decidido no renovar el contrato. En ningún caso, la edad de cualquiera de los dos no ha supuesto ningún problema a la hora de tener la última palabra”, dijo Hülkenberg en una entrevista realizada por el medio Auto Motor und Sport.

    Haas es quien decide

    “Al final del día, son los equipos quienes decide qué dos pilotos se subirán a sus dos coches cada año. Normalmente, se decantan por las personas que van a aportar lo mejor para toda la estructura, por lo que yo no he tenido la última palabra”, declaró para concluir el piloto alemán.

    Fuente: www.caranddriver.com