Por pocas amarguras ha pasado la temporada 2022 para el equipo Red Bull, siendo sin duda la más dolorosa una que ocurrió fuera de pista, y lejos de la acción del gran circo, con el fallecimiento de Dietrich Mateschitz, empresario cofundador de la marca de bebidas, y visionario en el expansionismo de la entidad a otros dominios como el de la Fórmula 1, siendo gerente de los equipos Red Bull y AlphaTauri y por tanto responsable de su éxito.

    Tras su fallecimiento durante en GP de Estados Unidos, la multinacional ha iniciado un periodo de transición, dividiendo los poderes entre diversas figuras, siendo Olivier Mintzlaff, el nuevo responsable de asuntos deportivos, lo que incumbe a la Fórmula 1.

    Con motivo de la nueva relación entre la directiva de la empresa y las escuderías, Helmut Marko invitó a Mintzlaff a Graz, para discutir el futuro de Red Bull en F1, y sobre lo que el asesor austriaco ha querido compartir detalles.

    Un futuro que abordar

    De este modo, Marko ha sido claro como acostumbra a la hora de repasar los puntos clave, alejándose de paso de los rumores de una presunta mala relación entre él y Mintzlaff: “No fue la primera vez que nos vimos, pero fue la primera conversación sobre el futuro y cómo queremos abordarlo”, compone el expiloto austriaco, cuya impresión general parece haber sido satisfactoria:

    Tenemos el mismo enfoque básico y una vez más ha preguntado por el equipo con mucho detalle y ha estado bien informado”, avanza Helmut dando prueba de la total transparencia entre ambas partes, la cual es perfectamente entendible dada la buena situación que atraviesa el equipo Red Bull en Fórmula 1 en este momento.

    La F1, el buque insignia de Red Bull

    En estos términos se ha expresado seguidamente el propio Marko, para describir la importancia de la escudería en la imagen global de Red Bull hoy en día, reforzando la idea de estabilidad y de tener un proyecto firme de cara a un cambio de gestión, que esperan ameno: “No es ningún secreto que somos el buque insignia de Red Bull. Red Bull Racing ha sido sensacional durante mucho tiempo en términos de números, éxito y marketing. Así que rápidamente acordamos que queríamos continuar con el equipo en esta dirección exitosa”, establece en consecuencia el asesor, que a pesar de esperar una línea continuista, advierte sobre futuros cambios:

    Siempre hay algo que hacer, según el lema: quedarse quieto es retroceder”, comenta Marko, que a pesar de todo lamenta el mal desempeño del equipo junior este año: “La continuidad es sin duda un ingrediente muy importante para el éxito, incluso si el desempeño de AlphaTauri no fue satisfactorio”, añade Helmut, en defensa del equipo filial de Red Bull.

    Estamos en el proceso de analizar todo. Veremos cómo fijamos el rumbo para el futuro”, finaliza Helmut Marko, a propósito de unas nuevas tendencias sobre las que seguir construyendo de forma conjunta entre la dirección de Red Bull y los equipos de F1.

    Fuente: www.caranddriver.com