Dorilton Capital ejerció de salvador del equipo Williams a mediados de 2020, cuando la gestión de la familia Williams en los últimos años hizo insostenible para la empresa mantenerse en F1, como consecuencia de los malos resultados y la falta de respaldo económico.

    Ahora, el equipo de Grove disfruta de una segunda vida, bajo un mando corporativo y que en dos años bajo las órdenes de Jost Capito han sido capaces de lo mejor y lo peor, consiguiendo varios puntos e incluso un ‘podio’ en Bélgica 2021, para acabar desandando el camino en un paupérrimo 2022, en el que han vuelto a quedar relegados a las últimas posiciones. A propósito de esta nueva vida se ha pronunciado el ya ex jefe de equipo Jost Capito, para quien la nueva reglamentación económica ha sido la principal desencadenante de esta segunda oportunidad de la que goza el equipo de Grove tras la salida de Claire Williams, además de ser una inmejorable oportunidad de futuro.

    Una F1 más asequible

    De este modo, Capito ha querido alabar la decisión de la FIA de instaurar un freno a la capacidad de inversión de los grandes equipos de la parrilla, y que tradicionalmente ha sido la principal generadora de diferencias entre los equipos: “El límite presupuestario es bueno para la Fórmula 1 y para todos”, declara el expiloto alemán, introduciendo su defensa de las nuevas restricciones en el plano económico vigentes desde 2021, sin las cuales muchas cosas podrían ser distintas en la actual F1:

    Sin el límite presupuestario, Dorilton no habría invertido en la Fórmula 1. Es muy posible que sin el límite presupuestario, Williams ya no existiría, por lo que, desde ese punto de vista, es vital para Williams”, prosigue el exmandatario del equipo británico, sobre una medida imprescindible para atraer la mirada de entidades inversoras al competitivo mundo de la Fórmula 1.

    Igualdad de oportunidades

    Así, Capito ha querido defender el techo presupuestario por sus dos extremos, como una medida igualitaria y favorecedora de la igualdad de oportunidades entre las distintas escuderías, que ahora deberán centrar todos sus esfuerzos en la dimensión técnica para marcar la diferencia: “Con Dorilton, podríamos tener el dinero para invertir más que otros, pero con el límite presupuestario, está igualado” continúa el germano.

    Básicamente es bueno porque un equipo grande gastaría mucho más y no podríamos mantener el ritmo”, se extiende el ex responsable del equipo, que pese a la nueva igualdad de oportunidades que podría haber conllevado el techo presupuestario junto a las nuevas directivas técnicas, Williams ha vuelto ha quedar relegada al fondo de la parrilla, del que no terminan de despegarse desde hace varios años.

    Por ello, y tal como 2022 ha puesto de relieve, para Capito estos cambios recientemente introducidos no se traducirán en transformaciones profundas sobre la pista hasta que pasen varias e incluso muchas temporadas: “Ahora, con el límite presupuestario, creo que con los años se igualará. No es de uno a tres años, hay que mirar de cinco a 10 años para que los equipos estén más igualados”, sentencia Jost Capito para finalizar.

    Fuente: www.caranddriver.com