Sebastian Vettel de Ferrari ganó la carrera usando una estrategia de una parada, como esperábamos. Empezó con el neumático Ultrablandos y se detuvo para el Superblandos en la vuelta 39, cinco vueltas después de su compañero de equipo, Kimi Raikkonen.

La misma estrategia de ‘overcut’ (ganar posición parando más tarde) también fue utilizada por Daniel Ricciardo de Red Bull para adelantar dos posiciones y poder escalar al podio.

Jenson Button de McLaren y Pascal Wehrlein de Sauber en su lugar intentaron una parada temprana en la esperanza de ganar posición de pista.

La mayoría de los pilotos adoptaron una táctica de una sola parada, aunque algunos intentaron un enfoque alternativo. Durante el período de los coches de seguridad con unas 15 vueltas por disputar, Max Verstappen cogió un último set de Ultrablandos en un intento de superar al Mercedes de Valtteri Bottas.

Por su parte Lewis Hamilton comenzó el 13 º en la parrilla y completó un stint inicial muy largo con el Ultrablando que le valió para alcanzar la séptima posición.

Hubo un par de pinchazos hacia el final del GP que fueron debidos a un problema de restos en la pista en la salida de la vuelta 1.

Dejando a un lado el periodo de los safety car, este fue uno de los premios más rápidos de Mónaco, con la vuelta más rápida de la carrera establecida por Sergio Pérez, de Force India, más de tres segundos más rápida que la de 2016 (que ya había sido batida en la segunda vuelta de hoy ).

MARIO ISOLA – Jefe de Pirelli
“Aunque estaba claro que una estrategia de una única parada sería la mejor, hubo una amplia gama de posibilidades en cuanto a cuándo la haría cada piloto. Como era de esperar el desgaste y la degradación eran bajos, lo que permitió largos stints incluso en el Ultrablando, aunque las temperaturas de la pista eran bastante altas para Mónaco. Enhorabuena a Ferrari por el histórico doblete en este circuito tan especial. “

Descarga el pdf de Pirelli Motorsport aquí