Empezaban los McLaren el GP con el +3 a Vandoorne en parrilla de la sanción que arrastraba del accidente con Massa en España y además un +15 a Button por usar el 5º MGU-H y el 5º turbo y salió desde pit lane.

La carrera en “trenecito” hasta la vuelta 61. Sólo un par de cosas. En pit Wehrlein estorba a Button y es sancionado con +5” por re-salida insegura y, en la parada para cambio de gomas, llegó la clave de la victoria de Vettel que iba segundo tras Raikkonen.
Kimi entró primero. En la 35ª. Sustituyó sus Ultrablandos por Superblandos. Pero entonces Vettel tiró durante cinco vueltas a tope y, cuando entró en la 40, se incorporó a la carrera por delante de su compañero de escudería. Mejor el “overcut” que el “undercut” en Mónaco porque iban con Ultrablandos y tras el pit con Superblandos así que el que más tarde entraba ganaba tiempo sobre el que paraba antes (que es lo habitual) porque el Ultrabando seguía siendo más de medio segundo más rápido incluso con 40 vueltas de uso.

Más tarde, el la 61ª, Button le metió el morro a Wehrlein y el accidente provocó un Safety Car Desplegado además del KO de ambos. En ese momento Verstappen hizo una segunda parada para poner Ultrablandos casi-nuevos porque tenía hueco para hacerlo manteniendo la posición. Y así acabó el GP porque ni Hamilton atacó a Sainz como para que peligrara la sexta posición del madrileño ni tampoco Verstappen pudo adelantar a Bottas en esa pelea por la cuarta.

Doblete de Ferrari que desde Alemania 2010 no se veía, Vettel que abre hueco y Sainz que adelanta dos posiciones en la general.

Próxima parada … Canadá. El Gilles Villeneuve.