Previo Pirelli F1 y Brembo del GP de Australia

Los ultrablandos debutan en competición

Aunque la nominación de los neumáticos para el Gran Premio de Australia es la misma que el año pasado – blando, superblando y ultrablando – los compuestos son todos un escalón más blandos en 2018, lo que hace que los ultrablandos aun no hayan debutado y además contribuye al gran aumento del rendimiento ya visto en las pruebas de pretemporada.

Con nuevos coches, nuevos pilotos, condiciones meteorológicas variables y mucha evolución en la pista, Melbourne es siempre una de las carreras más impredecibles y esperadas del año.

El circuito desde el punto vista de los neumáticos

  • Albert Park es un circuito urbano semipermanente que no se utiliza mucho durante el año, por lo que la pista está especialmente “verde” y resbaladiza al principio del fin de semana del Gran Premio.
  • Se compone de rectas cortas y medias, y curvas de baja a media velocidad así que la tracción será clave para poder salir bien de las muchas curvas en las rectas cortas.
  • El desgaste y la degradación son, en general, bastante bajos: la mayoría de los coches pararon sólo una vez el año pasado, siendo la estrategia más popular -utilizada por los tres primeros- la de ultrablando usado a blando nuevo.
  • Los compuestos más blandos de este año podrían significar diferentes tasas de desgaste y degradación, y probablemente más paradas en boxes. Hay una posibilidad razonablemente alta de un coche de seguridad; recordemos que en la carrera de 2006 hubo hasta cuatro coches de seguridad.
  • Las fuerzas laterales no son particularmente altas: la energía total que pasa a través de los neumáticos en curva es aproximadamente media.
  • La pérdida de tiempo en el pit lane es de alrededor de 25 segundos
  • No hay cambios importantes en la pista desde 2017.

Seleccionados Temporada 2018

MARIO ISOLA – JEFE PIRELLI RACING: “Las pruebas de Barcelona ya han dado una indicación del paso adelante en el rendimiento de los coches y compuestos de 2018, y deberíamos ver que ésto se lleva a cabo en condiciones muy diferentes en Australia. Todavía no se sabe con exactitud cuáles podrían ser esas condiciones: el clima en esta época del año en Melbourne puede variar de frío y húmedo a muy cálido. Por lo que hemos podido ver hasta ahora, los compuestos más blandos de este año deberían abrir la posibilidad de una o dos paradas en boxes, en lugar de una para la mayoría de los pilotos como ocurrió el año pasado. Como es habitual en el primer gran premio de la temporada, aún quedan muchas preguntas por responder, pero esperamos ver una carrera emocionante en la que la estrategia de los neumáticos juegue un papel clave”.

¿Qué hay de nuevo?

Hay una nueva hora de inicio de 16.10 (hora local) y 07:10 (hora peninsular española), con todas las carreras comenzando este año una hora y 10 minutos después de la hora de años anteriores, con el fin de acomodar los horarios de televisión.

El nuevo coche biplaza de Fórmula 1 debutará en Australia, basado en una versión actualizada del diseño original de Tyrrell de 1998, con neumáticos Pirelli.

Presiones mínimas y caída de los neumáticos slicks en la salida del GP

  • Presión mínima; 22,0 psi (delantero) y 19,5 psi (trasero)
  • Caída máxima; -3,75° (delantero) y -2,00° (trasero)

 [fotos © LAT Images/Pirelli Media]

Las frenadas vía Brembo en pdf en este enlace