Toda la gama de neumáticos de MotoGP de Michelin fue puesta a prueba durante el fin de semana del Gran Premio de Francia Shark Helmets. El siempre cambiante clima de Le Mans significó que no hubo dos sesiones con las mismas condiciones antes de la carrera que fue ganada por Marc Márquez (Repsol Honda Team).

Las prácticas del viernes se llevaron a cabo en tiempo claro y soleado, y por la tarde las condiciones fueron casi perfectas. Ésto llevó a que los pilotos utilizasen cinco de los seis neumáticos Slick MICHELIN Power (todos excepto el duro delantero) y se registraron algunos cronos muy rápidos. El sábado dio un brusco cambio el clima y la lluvia cayó sobre el Circuito Bugatti de 4,185 metros en Le Mans. Los neumáticos MICHELIN de lluvia salieron entonces a escena y produjeron un excelente agarre en mojado, dejando que los pilotos empujaran al límite, con unos ángulos de inclinación impresionantes a través de 14 curvas de la pista. Márquez logró la pole en las condiciones húmedas y resbaladizas de la tarde, pero ninguna de las sesiones preparó a los pilotos para el brusco descenso de la temperatura que llegó el domingo.

Salida de la carrera de Francia

Con cielos cubiertos y una temperatura de pista fría (de unos 16º C), así fue como se inició la carrera de 27 vueltas el domingo. Estas condiciones tan frías obligaron a todos los pilotos a utilizar el neumático delantero blando y también los traseros MICHELIN Power blandos, con un solo piloto que optó por el delantero medio, Takagami.

Cuando las luces se apagaron, Márquez hizo valer su posición de privilegio y llegó ek primero a la primera curva, y ocupó esa posición durante cuatro vueltas antes de ceder bajo la amenaza de Jack Miller (Pramac Racing). El australiano de Ducati pilotó el primero del grupo durante las dos siguientes vueltas, antes de que Márquez volviera a tomar la delantera, posición que ya no abandonaría hasta la bandera a cuadros para sellar su tercera victoria de la temporada y ampliar su ventaja en el campeonato . La victoria tuvo tintes históricos ya que dio a Honda su victoria número 300 en la categoría reina, muchas de las cuales se han ganado utilizando cauchos Michelin.

Una Honda contra tres Ducati

La batalla por las posiciones de podio restantes se redujo a una batalla fratricida entre tres Ducati. Los oficiales Andrea Dovizioso (Ducati Team) y Danilo Petrucci (Ducati), pasaron al mejor piloto de equipo independiente del día Miller, antes de tener un apasionante duelo en las últimas vueltas. Se alternaron varias veces las posiciones, y finalmente fue Dovizioso quien tomó la bandera a cuadros en segunda posición, por delante de Petrucci y con Miller fuera del podio en el cuarto lugar. Valentino Rossi (Yamaha Monster Energy MotoGP) fue quinto, con Pol Espargaró (Red Bull KTM Factory Racing) en el sexto dando KTM su mejor resultado con la pista seca desde que llegó a MotoGP en 2017. Franco Morbidelli (Petronas Yamaha SRT) fue séptimo por delante del ídolo local Fabio Quartararo (Petronas Yamaha SRT) que acabó octavo en su carrera de debut en casa de MotoGP en un fin de semana que todos esperábamos más de él. La novena plaza final fue para Cal Crutchlow (LCR Honda), con Alex Rins (Team SUZUKI ECSTAR) completando los diez primeros y cediendo su segunda plaza en la provisional general a Dovizioso.

Clasificación final de la carrera

La carrera la vieron en directo 104,020 aficionados en el histórico circuito de Le Mans, el hogar del Gran Premio Michelin, y el total acumulado de espectadores a lo largo del fin de semana ascendió a más de 204.000 personas, a pesar del mal tiempo del sábado, y estas cifras de nuevo posicionan al GP de Francia como el Gran Premio con mejor asistencia de la temporada.

Michelin y la familia de MotoGP se dirigirán ahora a Italia a la sexta ronda de la temporada de MotoGP que será en el circuito de Mugello en la Toscana italiana.

Marc Márquez, Repsol Honda Team #93: “Ha sido un fin de semana difícil con el mal tiempo y el frío, pero Michelin ha hecho un gran trabajo porque cubrían con toda la gama de neumáticos todos los problemas en la pista de carreras, porque hizo calor, frío y también agua el sábado. Hemos sido capaces de montar el delantero y el trasero blandos y también ayer el neumático de lluvia. Hemos tenido que adaptarnos hoy porque nunca antes habíamos usado el blando durante más de cuatro vueltas, pero vimos en el calentamiento que los demás estaban usando el blando e iban rápidos. Estoy feliz porque hice un gran trabajo, y contento porque el equipo ha trabajado en el buen sentido y feliz porque Repsol Honda merecía esta victoria y también Honda merecía su victoria número 300 en la categoría reina “.

Clasificación del mundial tras Francia

Piero Taramasso, jefe de Michelin Motorsport dos ruedas: “Éste ha sido un fin de semana de condiciones muy cambiantes así que ha sido muy difícil para todos los protagonistas. El viernes tuvimos buen tiempo y las gomas funcionaron muy bien con algunos impresionantes cronos, pero todo eso cambió el sábado cuando llegó la lluvia. Ésto nos dio la primera oportunidad real de evaluación de los neumáticos para clima húmedo de esta temporada y otra vez pudimos comprobar que funcionan realmente bien. Me gustó especialmente ver a los cuatro novatos de la categoría cómo se adaptaron a ellos tan rápidamente. La carrera de hoy fue muy fría y algunos pilotos – incluyendo a Marc – habían rodado muy poco tiempo en la pista con los neumáticos lisos blandos aquí durante este fin de semana, pero con las condiciones como estaban, comprendieron que era la mejor decisión correr con el blando tanto delante como detrás. La carrera ha sido muy interesante y los compuestos han trabajado muy bien, con cronos consistentes y rápidos y también dieron una buena estabilidad y durabilidad en este circuito de stop-and-go. Estamos muy satisfechos con la forma en que todos los neumáticos han funcionado este fin de semana. Siempre preferimos condiciones consistentes, pero cuando el clima se torna variable, simplemente se confirma que tenemos gomas para todas las situaciones.”
[fuente y fotos Michelin Motorsport]