Datos del GP de Mónaco 2019 y del Circuito de Mónaco

  • Nombre de la Carrera; Formula 1 Grand Prix de Monaco 2019
  • Nombre del circuito; Circuit de Monaco
  • Primera carrera; 1950
  • Ganadores de ediciones anteriores; Ricciardo 2018; Vettel 2017; Hamilton 2016; Rosberg 2015-2014-2013
  • Distancia del trazado; 3,337 km
  • Distancia de Carrera; 78 vueltas = 260,286 km
  • Nº de curvas; 19 (8 izquierda y 11 derecha)
  • Pole 2018; Ricciardo en 1’10”810
  • Vuelta rápida 2018; Verstappen en 1’14”260
  • Récord de vuelta en carrera; 1’14”260 Verstappen en 2018
  • Récord absoluto; Ricciardo Q3 de 2018 en 1’10”810
  • Distancia desde la pole hasta la curva 1; 113,12 metros (la más larga de la temporada Sochi con 1029.5 metros).
  • Longitud pit lane de velocidad limitada a 60 km/h: 323,3 metros
  • Drive-Through a 60 km/h: 19,398 segundos
  • Probabilidad de Safety Car; 80 % (4 en los 5 últimos años)
  • Recta más larga; 510 m antes de la curva 1 (la más larga de la temporada: Bakú, 2,100 km)
  • Velocidad máxima 2018; 291,7 km/h
  • Evolución de la pista; Baja. De FP1 a Q3 -1,316 segundos en 2018 y de Q1 a Q3 -1,203
  • Acelerador a fondo; 43 por ciento de la vuelta (el más alto de la temporada es Monza, 70 por ciento). Recorren el 58% de la longitud de la vuelta con el pie a fondo.
  • Zonas DRS; 1 (entre las curvas 19ª y la 1ª).
  • Máximo G Lateral; 4,0 G en la curva 13ª
  • Consumo de combustible; Bajo
  • Desgaste de frenos; Medio. Hay 13 frenadas en cada vuelta.
  • Frenadas de más de 2 G; 9
  • Frenadas de más de 4 G; 2
  • Máxima frenada; 4,5 G en la curva 10 para pasar de 297 a 89 km/h en 2,48 segundos
  • Exigencia ERS; Media
  • Cambios de marcha por vuelta; 48
  • Adelantamientos SIN DRS 2018 (excepto salida): 4
  • Adelantamientos CON DRS 2018: 1
  • Total de pit stops 2018: 25
  • Neumáticos elegidos 2018; Hiperblandos, ultrablandos, superblandos
  • Estrategia ganadora 2018; Una parada. Ricciardo tomó la salida con los hiperblandos que usó en la Q2 y paró en la vuelta 17ª para montar un juego de ultrablandos nuevos con los que completó las 78 vueltas de la carrera.
  • Neumáticos elegidos 2019; C5 blandos, C4 medios y C2 duros.

[fuentes; Mercedes AMG F1 y Brembo]

Carlos Sainz, McLaren #55: “Mónaco es de las carreras más especiales de todo el calendario. La historia, el trazado y el ambiente toda la semana hacen que sea absolutamente única. Es muy difícil adelantar aquí, por lo que trabajar bien en los reglajes el jueves y el sábado por la mañana es más importante que en otras carreras para obtener un buen resultado en quali y, a ser posible, el domingo. Aquí me centro especialmente en la consistencia y en encontrar el límite con paciencia y confianza en el coche. Siempre he estado en Q3 y en los puntos en este Gran Premio y mi objetivo es mantener esa estadística y mejorar los resultados todo lo posible”.
[fuente; McLarenF1]

Mónaco es una rareza en el calendario de la Fórmula 1, pero también es la más famosa carrera del año. Sus orígenes datan desde la década de 1920, con una pista lenta y estrecha que se retuerce a través del centro del principado, y con las famosas barreras que no dejan error sin castigo.

Como de costumbre, Pirelli lleva a Mónaco los tres compuestos más blandos disponibles, con el C3 P Zero blanco como el neumático duro, el C4 P Zero amarillo el medio y el C5 P Zero rojo el blando.

Mónaco es una carrera de récord bajos, incluyendo la velocidad media por vuelta más lenta y la curva más lenta del año. Por ésto se necesita el máximo agarre mecánico así que se necesitan los compuestos más blandos de la gama.

Ciertas partes de la pista han sido asfaltadas este año, pero sigue siendo un asfalto similar al que ya estaba, por lo que no debe de haber mucha diferencia.

La estrategia de una sola parada es la habitual en Mónaco, y tendría que ocurrir algo bastante inusual para que no se repitiera de nuevo el caso este año. Además, el momento de la parada en boxes es muy importante de cara a la estrategia de carrera, ya que adelantar es muy difícil en el principado.

Hay poca adherencia en Mónaco, con relativamente poca evolución de la pista (también debido al hecho de que la pista está abierta al tráfico cada noche además de todo el día del viernes). Junto con los estrechos límites entre los guardarraíles, ésto hace que la aparición del coche de seguridad en algún momento de la carrera sea bastante probable.

A diferencia del último circuito urbano de Bakú, por ejemplo, los neumáticos están siempre trabajando en Mónaco con una curva seguida rápidamente por otra, así que es relativamente muy fácil calentar el compuesto para que esté siempre en el rango óptimo de trabajo.

Mario Isola, jefe de Pirelli F1: “Como era de esperar, llevamos nuestros neumáticos más blandos a Mónaco. El C5 es aproximadamente equivalente al hiperblando del año pasado, pero diseñado para tener menos granulado (graining) en temperaturas más frías y para dar una mayor posibilidad de que los pilotos puedan empujar con fuerza desde el principio hasta el final de cada tanda. Ésto significa que no es necesaria tanta gestión de los neumáticos como lo era en 2018 con los hiperblandos, porque su excelente rendimiento se mantiene más tiempo, así que probablemente tengamos una carrera más rápida que la del año pasado, pero es un gran premio que cada oportunidad estratégica tiene que ser acertada, especialmente si hay un coche de seguridad ya que los adelantamientos son prácticamente imposibles. Daniel Ricciardo demostró el año pasado que salir desde la pole es crucial ya que fue el más rápido el sábado y venció el domingo pese a tener un problema técnico durante la carrera. Realmente el tiempo que se gana y se pierde en los pits puede ser la clave de la carrera”.

Hay una fuerte apuesta sobre los compuestos más blandos en Mónaco, con un gran número de pilotos que han seleccionado el máximo de 11 juegos de neumáticos blandos C5.

Todos los coches completaron la prueba de dos días en Barcelona tras el Gran Premio, con el piloto de Mercedes Valtteri Bottas el más rápido. Además, Ferrari y Racing Point corrieron los dos días con un segundo coche para probar neumáticos prototipo de Pirelli para 2020.

Las pruebas de las nuevas ruedas de 18 pulgadas que competirán el próximo año en Formula 2 se pusieron en marcha en Mugello en Italia y hay más pruebas previstas para las próximas semanas.

La primera prueba privada de los prototipos de ruedas Pirelli del 2020 de mojado se llevará a cabo después del Gran Premio de Mónaco, con Ferrari y Red Bull probando neumáticos intermedios y de lluvia para el próximo año en el circuito de Paul Ricard en Francia los días 28 y 29 de mayo. Ferrari estará sólo el primer día, mientras que Red Bull estará los dos en el circuito francés, un trazado ideal para este tipo de pruebas pues cuenta con aspersores para mojar la pista a conveniencia.
[fuente y fotos Mónaco 2018 © Pirelli F1]

El GP de Fórmula 1 de Mónaco 2019 según Brembo

Del 23 al 26 de mayo, el Circuito de Mónaco acogerá la 6ª carrera del Campeonato del Mundo de Fórmula 1 2019. La pista que serpentea por las calles del Principado de Mónaco ha acogido a los monoplazas más avanzados del mundo sin interrupción desde 1955, aunque el primer GP de Fórmula 1 se celebró aquí en 1950.

La proximidad de las barreras Armco obliga a los pilotos a trabajar con la máxima precisión: frenar de forma incorrecta, incluso por un error de una yarda, puede provocar un choque con las barreras y el consiguiente abandono de la carrera.

Pole y victoria para Ricciardo en 2018

Por esta razón, los sistemas de frenado tienen que funcionar bien hasta la bandera a cuadros, aunque no es una tarea fácil porque cada coche tiene que frenar unas 870 veces durante el GP.

Mónaco es una de esas pistas que se caracteriza por una elevada carga aerodinámica y un porcentaje significativo de tiempo de frenado, pero estos tramos de frenado no son particularmente intensos. A pesar de que los tramos de frenado son en promedio poco intensos, esta pista es sin embargo exigente para los frenos, especialmente debido a las altas temperaturas alcanzadas por las pinzas y el líquido de frenos.

En el pasado, las temperaturas de las pinzas y del líquido de frenos alcanzaban niveles excepcionalmente altos, causando en algunos casos un bloqueo por el vapor que se generaba cuando el líquido de dentro de la pinza hervía. Ésto provocaba un aumento del recorrido del pedal, y los frenos respondían más lentamente.

Ahora, el trabajo realizado por los técnicos de Brembo para enfriar los frenos ha aliviado esos problemas y el aumento en el número de agujeros de ventilación ofrece una seguridad extra.

Según los técnicos de Brembo, que clasificaron las 21 pistas del Campeonato del Mundo según la exigencia al sistema de frenado, el Circuito de Mónaco entra en la categoría de circuitos de dificultad media para los frenos. En una escala del 1 al 5, obtuvo un 3 en el índice de dificultad.

A pesar de ser la pista más corta del Campeonato del Mundo, con sólo 3.337 metros, Mónaco es el segundo con mayor número de tramos de frenada por vuelta con 11, cinco más que Montreal, que es la pista más exigente con los sistemas de frenado del campeonato. El esfuerzo requerido a los frenos no está directamente correlacionado con el número de secciones de frenado, ni tampoco con el tiempo de frenado. En el circuito de Mónaco, los pilotos frenan durante 18 segundos y medio cada vuelta, lo que representa el 27 % de la duración total de la carrera y es el récord más bajo del Campeonato del Mundo.

Como los tramos no son muy rápidos, con la excepción de la salida del túnel y del Mirabeau, ninguna frenada supera los 2,6 segundos y hay 5 curvas en las que la deceleración máxima ni siquiera alcanza los 3 G. Ésto se traduce en una deceleración media de 3 G, casi 2 puntos menos que la registrada en Montreal. Sin embargo, las numerosas secciones de frenado hacen que la cantidad de energía que cada coche disipa al frenar durante todo el recorrido del GP sea realmente alta: 239 kWh.

Desde la línea de salida hasta la bandera a cuadros, los técnicos de Brembo prevén que cada piloto aplicará una carga de 61,5 toneladas en el pedal de freno. En otras palabras, los pilotos deberán aplicar una fuerza de más de 600 kg en el pedal del freno cada minuto de la carrera.

De los 11 tramos de frenado del Circuito de Mónaco, sólo dos están clasificados como exigentes en cuanto a los frenos, dos son de dificultad media y siete son ligeros.

El tramo de frenado más difícil es después del túnel (curva 10): los monoplazas llegan a 297 km/h y frenan durante menos de 2,5 segundos (2,48 segundos para ser exactos) para desacelerar hasta los 89 km/h, y lo consiguen en sólo 118 metros. En este punto, los pilotos sufren una desaceleración de 4,5 G y tienen que aplicar una carga de 144 kg en la palanca de freno.

En Mirabeau (curva 5) la velocidad baja de 232 a 75 km/h pero los monoplazas frenan durante 2,52 segundos y recorren 91 metros. Sin embargo, la carga sobre el pedal (de 116 kg) y la deceleración (3,6 G) son menores.

La velocidad máxima (298 km/h) se alcanza después de la recta de la línea de salida, en Sante Devote: la curva no es muy aguda, por lo que los coches pueden rodar a 108 km/h, frenando durante sólo 2,12 segundos.

Esta pista fue el lugar donde los frenos Brembo lograron su primera victoria en la Fórmula 1: el mérito fue del recientemente desaparecido Niki Lauda en el Ferrari 312T, el primero en usar discos de freno Brembo en 1975.

Los monoplazas con frenos Brembo han ganado 26 de las 44 carreras de Mónaco en las que han participado, incluyendo las últimas diez. Ayrton Senna fue el ganador en seis ocasiones en Mónaco, siempre conduciendo coches equipados con frenos Brembo.
[fuente Brembo]

Horarios (peninsular español)

  • el jueves 23 los libres 1 de 11:00 a 12:30h y los libres 2 de 15:00 a 16:30h
  • el sábado 25 los libres 3 de 12:00 a 13:00h y las Qs a partir de las 15:00h
  • el domingo 26 la carrera (78 vueltas) a partir de las 15:10h

Las frenadas en Mónaco F1 vía ‘BREMBO’ en este enlace

Los datos de Mónaco F1 vía ‘Mercedes AMG F1aquí