Michelin y la familia de MotoGP llegan a Europa para la gira de 11 carreras que comienza en España en el Gran Premio Red Bull de España del Circuito de Jerez – Ángel Nieto.

Éste será otro gran reto para los técnicos de Michelin tras los trabajos de reparación realizados en la pista jerezana tras la conclusión de la pasada temporada para solucionar los problemas vistos con el asfalto. Una parte considerable de la pista se ha asfaltado de nuevo y ésto dará más trabajo para la preparación de la carrera de 25 vueltas a todos los interesados.

Michelin se ha mantenido involucrado en el último trabajo que se ha llevado a cabo en el circuito de 4,423m, pero debido a la naturaleza del calendario de MotoGP no ha tenido la oportunidad de probar la nueva superficie, por lo que la compañía francesa va a llevar una mayor asignación de neumáticos a Jerez de los que suele poner a disposición de los equipos. La selección de este fin de semana contará con cuatro neumáticos delanteros y cuatro traseros MICHELIN Power Slick, diseñados para dar la mayor opción a equipos y pilotos para obtener el rendimiento óptimo de las motos en el nuevo asfalto. La gama delantera estará disponible en blando, medio y dos compuestos duros, todos en un diseño simétrico, con la misma combinación disponible para la rueda trasera, pero ésta sí cuenta con un acabado asimétrico con el lado derecho más duro para hacer frente a las ocho curvas a la derecha que dan exigencias adicionales a la llanta por ese lado, en comparación con las cinco curvas a izquierda.

Marc Márquez ganó el año pasado en Jerez

Situado a las afueras de Jerez de la Frontera, en la región andaluza del sur de España, el Circuito de Jerez – Ángel Nieto fue construido en 1986 y llevó a cabo su primer Gran Premio el año siguiente. Se ha convertido en el tradicional primer Gran Premio europeo de la temporada y, como tal, es un evento muy popular y colorido, con enormes multitudes presentes durante todo el fin de semana. Es una zona que se caracteriza por el clima siempre agradable, pero el clima húmedo también es siempre una posibilidad, por lo que Michelin tendrá una gama de neumáticos para lluvia para combatir tales condiciones. Éstos serán en un compuesto blando y medio tanto para la rueda delantera como para la trasera, con las traseras en un diseño asimétrico con el lado derecho más duro.

Clasificación del mundial tras el CoTA

Clasificación del mundial tras el CoTA

Piero Taramasso – Michelin Motorsport dos ruedas Manager: “Este fin de semana es otra gran prueba para nosotros y tiene ecos de nuestro regreso a MotoGP en 2016. Por aquel entonces fuimos a muchas pistas en las que no disponíamos de datos y este fin de semana es similar ya que la pista ha tenido una gran cantidad de trabajos de rejuvenecimiento, que ya pudimos comprobar el pasado noviembre. Debido a ésto se nos permite en el reglamento poder llevar cuatro especificaciones traseras y otras tantas traseras. Hemos seleccionado una gama que creemos va a ser ideal para la información del circuito que tenemos desde el año pasado, para la que hemos recibido de la compañía que ha hecho el trabajo, y también para la que hemos recibido desde el circuito. Estamos seguros de que tenemos los compuestos adecuados para la nueva superficie y estamos mirando adelante a la competición en Europa después de un comienzo agitado de la temporada con las pruebas por Asia y América que nos han obligado a unos complicados despliegues logísticos”.
[fuente Michelin Motorsport]

Brembo presenta el MotoGP español de 2019

Con las tres pruebas no europeas fuera de juego, MotoGP se dirige a España para la cuarta prueba de la temporada 2019, que tendrá lugar del 3 al 5 de mayo en el Circuito de Jerez.

Hora peninsular española

Inaugurado el 8 de diciembre de 1985, este circuito ha sido sede de la categoría reina desde 1987. Curiosamente, sin embargo, en 1988 la carrera fue etiquetada como el GP portugués porque el GP español se celebró en el Jarama.

En 1992 se convirtió en la primera pista del Campeonato en sustituir las balas de heno por vallas de aire. Los 4.423 metros de la pista alternan entre curvas lentas, rápidas y muy rápidas. Las 13 curvas (8 derechas y 5 izquierdas) representan el 31 por ciento de la longitud total y ofrecen numerosas zonas de adelantamiento. Los importantes cambios de pendiente exigen una moto que se maneje bien y que esté bien equilibrada, además de ser estable en la frenada.

Una vez más este año, el 100% de las motos que participan en el campeonato de MotoGP están equipadas con frenos Brembo y los ingenieros de Brembo han asignado un índice de dificultad para los frenos a cada circuito del calendario.

Según los ingenieros de Brembo que asisten a todos los pilotos de MotoGP, el Circuito de Jerez es la pista más exigente en cuanto a frenos en el primer tercio de la temporada, es decir, fuera de las 6 primeras carreras de Gran Premio. En una escala de 1 a 5, obtuvo un 4 en el índice de dificultad, la misma puntuación que Aragón y Brno.

En cada vuelta, los pilotos tendrán que usar los frenos 10 veces durante un total de 30 segundos. En términos absolutos, ésto no es excesivamente alto, especialmente si se compara con los 37 segundos por vuelta en Austin y los 39 en Sepang. Sin embargo, en estas dos pistas, los récords de vuelta oscilan entre 1’59” y 2’04”, mientras que en Jerez los tiempos son de 1’38”.

La presencia de 2 tramos de frenada moderada, es decir, con menos de 25 km/h de descenso de velocidad, se traduce en una deceleración media de la carrera de sólo 1,13 G. La disminución de esta media son los valores de 0,7 G en la curva 4 y de 0,8 G en la curva 10.

Sumando toda la fuerza que el piloto aplica en la palanca de freno Brembo desde la línea de salida hasta la bandera a cuadros, el valor es superior a 950 kg, un valor que también se alcanza en Losail. En la práctica, en cada vuelta, el piloto debe aplicar una fuerza de 38 kg.

De los 10 tramos de frenada del Circuito de Jerez, 2 están clasificados como exigentes en cuanto a frenada y 5 son de dificultad media. Los 3 restantes tienen un bajo impacto en los sistemas de frenado. 

La sección de frenado más complicada es en la sexta curva (Dry Sack). Los pilotos comienzan a frenar a 293 km/h y completan la operación después de 5,3 segundos, durante los cuales cubren 242 metros. Para bajar a 68 km/h aplican una carga de 5,4 kg en la palanca de freno y sufren una deceleración máxima de 1,5 G.

Las operaciones de frenado en la primera curva (Expo 92) también son bastante difíciles. Las motos de MotoGP pasan de 282 km/h a 86 km/h en 219 metros y 4,6 segundos. Sin embargo, la carga en la palanca (5,6 kg) es mayor, al igual que la presión del líquido de frenos Brembo HTC 64T (11,9 bar) y la deceleración es de 1,5 G, lo que supone 0,3 G más que los 200 km/h a 0 de un Porsche 993 Turbo.

También cabe destacar el sistema de frenado de 9,4 bar en la segunda curva. Las motos de MotoGP frenan durante 3,3 segundos para bajar desde los 171 km/h hasta los 67 km/h con los que trazan la curva, pero la desaceleración es de sólo 1,1 G.

Los frenos Brembo han ganado 28 de las 40 ediciones del GP de España, incluyendo las últimas 25. Yamaha ha ganado 2 de las últimas 4 ediciones, pero Honda cuenta con nada menos que 18 victorias con los frenos Brembo. Este año, Valentino Rossi persigue su décima victoria en Jerez. Ganó en 1997 en la categoría de 125, en 1999 en 250, en 2001 en 500 y 6 veces en MotoGP. Cada vez que ganaba, usaba frenos Brembo.
[fuente BREMBO]

Estadísticas completas de los pilotos en este enlace

Racecard vía MICHELIN con toda la info en este enlace

PDF vía BREMBO con todos los datos de Jerez aquí