Previo MICHELIN MotoGP Austria en el circuito de Red Bull Ring

Michelin y la familia de MotoGP se dirigen al circuito de Red Bull Ring en Spielberg para la 11ª ronda del Campeonato Mundial 2019 de MotoGP para el myWorld Motorrad Grand Prix von Österreich.

El octavo desafío de Michelin en la gira europea de 11 carreras es una cita con una de las pistas más inusuales en el calendario.

Se trata del circuito de Red Bull Ring; una franja de asfalto de 4,318m situada entre las pintorescas montañas de la región de Estiria, muy bien situado en contradicción con la naturaleza exigente de la pista. El circuito, con sólo dos curvas importantes a la izquierda y siete curvas de derechas que dan una gran cantidad de estrés a ese lado de la llanta, se completa con cuatro rectas y el promedio más alto de velocidad del calendario, además de una pista muy abrasiva, hace de Spielberg uno de los mayores retos para Michelin durante la temporada de 19 carreras.

Para combatir los muchos requisitos detallados y exigentes de esta pista, la gama Slick MICHELIN Power – en compuestos blando, medio y duro – dispone de un neumático trasero específico. El caucho asimétrico – con el lado derecho más duro – también tiene una construcción especialmente diseñada para manejar las altas temperaturas que se puede acumular a lo largo de una vuelta de esta exigente pista, ya que todo el neumático está sometido a tensiones extremas. Como complemento a las traseras, las llantas delanteras Slick MICHELIN Power verán los compuestos blando, medio y duro en un acabado simétrico, todos diseñados para dar a los pilotos el control de giro y de frenada que necesitan en este circuito.

Red Bull Ring se encuentra en las montañas, y debido a su situación geográfica puede experimentar clima húmedo. Si se trata de una de esas ocasiones los neumáticos MICHELIN Power lluvia estarán disponibles en los compuestos blando y medio, y, al igual que en los slicks, los delanteros tendrán un acabado simétrico mientras que los blandos traseros serán asimétricos con un lado más duro de la derecha, mientras que el medio será simétrico.

Piero Taramasso, jefe de Michelin Motorsport dos ruedas: “Spielberg realmente es una pista única, tanto por su ubicación como por el diseño de la pista. Es una de las dos pistas de la temporada en la que necesitamos llevar un neumático trasero especialmente construido para ella – al igual que nos ocurre en Buriram en Tailandia – porque debido las rectas de la parte trasera se pueden acumular temperaturas extremas, por lo que la construcción de estos neumáticos está diseñada para controlar el exceso de calor .La superficie también es muy abrasiva, pero tenemos unos compuestos que proporcionarán una buena consistencia durante toda la carrera y una selección de neumáticos delanteros que darán a los pilotos el control que necesitan en las zonas de frenada. También será el segundo fin de semana de MotoE después de su debut en Sachsenring el mes pasado. Una vez más vamos a suministrar sólo un compuesto de neumático para la delantera y la trasera y va a ser muy interesante ver cómo se desenvuelven aquí las motos en la pista de MotoGP más rápida del año“. [fuente y fotos © Michelin Motorsport]

Brembo analiza en profundidad el uso de los sistemas de frenado de MotoGP en el circuito austriaco de Red Bull Ring

Seis semanas después de haber acogido la Fórmula 1, el circuito Red Bull Ring de Spielberg (Austria) acogerá la 11ª cita de la temporada de MotoGP.

Las motos entrarán en pista del 9 al 11 de agosto, sólo 7 días después del GP de la República Checa.

Situado cerca del aeropuerto militar Zeltweg, el trazado fue renovado recientemente gracias a un impulso de Dietrich Mateschitz, propietario de Red Bull. Las motos de MotoGP fueron introducidas por primera vez en el nuevo circuito en 2016, e inmediatamente adquirieron velocidad, corriendo alrededor de la pista a una velocidad media de 186 km/h en la sesión clasificatoria.

La pista tiene pocas curvas, sólo 10, con las muchas rectas concentradas cerca de la línea de meta, y los frenos no son necesarios en todas ellas. Las muchas ondulaciones de la pista complican la elección del piloto de frenar en el momento oportuno.

Hay una diferencia de 65 metros entre el punto más alto y el más bajo de la pista, y la pendiente más empinada tiene una inclinación del 9,3 por ciento, lo que también complica la frenada.

Según los técnicos de Brembo, que asisten al 100% de los pilotos de MotoGP en 2019, el circuito de Red Bull Ring es muy exigente con los frenos. En una escala del 1 al 5, obtuvo un 5 en el índice de dificultad, la misma puntuación otorgada a las pistas de Barcelona, Motegi y Sepang.

En una vuelta completa, los pilotos de MotoGP utilizan los frenos 7 veces durante un total de 28 segundos, mientras que los coches de Fórmula 1 también frenan 7 veces en cada vuelta, pero sólo un total de 9,8 segundos.

Durante las 28 vueltas de carrera en Spielberg, cada moto de MotoGP utiliza los frenos durante unos 800 segundos, lo que supone algo más de 13 minutos, pero el mes pasado, el ganador del GP de Fórmula 1 completó el GP de Austria con pinzas Brembo frenando un total de sólo 10 minutos y medio tras las 71 vueltas de la carrera.

La deceleración media por vuelta en MotoGP es de 1,23 G, que es el segundo valor más alto del campeonato, un valor increíblemente alto si tenemos en cuenta que el Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio frena de 200 km/h a 0 km/h con una deceleración de 1,15 G. Sumando todas las fuerzas aplicadas por un piloto en la palanca de freno Brembo desde la línea de salida hasta la bandera a cuadros, el resultado es de unas 0,9 toneladas.

De las 7 sesiones de frenado en el Red Bull Ring, las 3 primeras son muy duras en los frenos, así como la penúltima, mientras que las 3 restantes son de baja dificultad.

La curva más desafiante es la de Castrol Edge (curva 1), ya que se encuentra en el punto más rápido de la pista, a pesar de ser ligeramente cuesta arriba. Allí las motos de MotoGP llegan a 312 km/h y frenan durante 4,4 segundos para reducir su velocidad a 99 km/h. Los pilotos tienen que ejercer una presión de 5,9 kg sobre la palanca de freno y están sometidos a una deceleración de 1,5 G. Por su parte, los monoplazas de Fórmula 1 llegan a esta misma sección a una velocidad ligeramente superior (331 km/h), pero son capaces de entrar en la curva a 158 km/h y, lo que es más importante, pueden frenar sin miedo a volcar. Su frenada dura sólo 1,57 segundos y 99 metros, menos de la mitad de la distancia (229 metros) requerida por las motos de MotoGP.

El tiempo de frenado y la distancia son aún mayores para la curva 4 Rauch, en parte debido a la pendiente de descenso. Necesitan 274 metros y 5,7 segundos para bajar de 292 a 85 km/h con una deceleración de 1,4 G, mientras que para los pilotos de Fórmula 1 llega a 5,2 G. Además, la presión del líquido de frenos Brembo HTC 64T en las motos de MotoGP asciende a 11,9 bares, mientras que en Castrol Edge alcanza su punto álgido a 12,6 bares.

Remus (curva 3) es la zona más lenta de la pista con una velocidad de paso de 64 km/h. Los pilotos sujetan los frenos durante 5,5 segundos, poniendo una carga de 5,1 kg en la palanca. En esta curva la comparación con las cuatro ruedas es menos dura, ya que los frenos en F1 se utilizan durante 2,59 segundos para bajar hasta los 84 km/h.

Las motos con frenos Brembo han ganado 11 ediciones del GP de Austria: las primeras 4 victorias fueron para Yamaha (3 de ellas logradas por Eddie Lawson), seguidas por Honda con igual número de victorias (3 con Michael Doohan).

En los últimos 3 años el único ganador ha sido Ducati con Andrea Iannone, Andrea Dovizioso y Jorge Lorenzo. Por su parte, Valentino Rossi y Marc Márquez nunca han ganado en Austria. [fuente BREMBO]

Tras convertirse en el cuarto piloto con más victorias en el Mundial (76), junto con Mike Hailwood, el piloto del equipo Repsol Honda Marc Márquez afronta un GP en el que nunca ha ganado, Austria, mientras que Stefan Bradl sustituirá de nuevo a Jorge Lorenzo por tercera carrera consecutiva que continúa recuperándose de su lesión en las vértebras.

Marc Márquez disputará este fin de semana su cuarto GP de Austria, desde el retorno del Red Bull Ring al campeonato en 2016. Éste es el único circuito del actual calendario en el que no ha conseguido una victoria el piloto del equipo Repsol Honda, que ha subido dos veces al podio en sus tres participaciones en esta prueba (segundo en 2017 y 2018).

Márquez llega a Austria con una ventaja de 63 puntos en la clasificación general y tras haber terminado primero o segundo en 9 de las 10 pruebas disputadas en 2019 –sufrió una caída en Austin–. Ha sumado 6 victorias y 3 segundos puestos.

MARC MÁRQUEZ, Repsol Honda #93:Indudablemente ha sido una vuelta intensa después del verano. Por supuesto, estamos muy contentos por el resultado en Brno, pero ahora debemos concentrarnos de nuevo y prepararnos para Austria. El Red Bull Ring es un circuito único que exige mucho de los frenos y de la potencia de la moto. En el pasado hemos tenido algunas carreras emocionantes allí, así que creo que este año será de nuevo muy interesante”. [fuente Repsol Media]

Descarga la Race Card MICHELIN en este enlace

Las frenadas vía BREMBO en este enlace

Estadísticas de los pilotos tras Brno aquí