Datos del GP de Italia F1 2019 y del Autódromo Internacional de Monza

  • Nombre de la Carrera; Formula 1 Gran Premio Heineken D’Italia 2019
  • Nombre del circuito; Autodromo Nazionale Monza
  • Primera carrera; 1950
  • Ganadores de ediciones anteriores; Hamilton 2018-17-15-14-12, Rosberg 2016, Vettel 2013-11, Alonso 2010
  • Distancia del trazado; 5,793 km
  • Distancia de Carrera; 53 vueltas = 306,72 km
  • Nº de curvas; 11 (4 izquierda y 7 derecha)
  • Pole 2018; Raikkonen en 1’19”119
  • Vuelta rápida 2018; Hamilton en 1’22”497
  • Récord de vuelta en carrera; 1’21”046 Barrichello 2004
  • Récord absoluto; 1’19”119 Raikkonen Q3 de 2018
  • Distancia desde la pole hasta la frenada de la curva 1; 450,72 metros (la más larga de la temporada Sochi con 1029.5 metros).
  • Longitud pit lane de velocidad limitada a 80 km/h: 417,8 metros
  • Drive-Through a 80 km/h: 18,801 segundos
  • Probabilidad de Safety Car; 20% (1 en los 5 últimos años)
  • Recta más larga; 1,12 km entrando en la curva (la más larga de la temporada: Bakú 2,100 km)
  • Velocidad máxima: 344,8 km/h
  • Evolución de la pista; Baja. De FP2 (FP1 en agua) a Q3 -1,986” y de Q1 a Q3 -1,423”
  • Acelerador a fondo; 76 por ciento de la vuelta (el más alto de la temporada, más que el 76% del Red Bull Ring). Recorren el 84 % de la longitud de la vuelta con el pie a fondo (más que el 79% del Red Bull Ring).
  • Zonas DRS; 2 (entre las curvas 7ª-8ª y la 11ª-1ª).
  • Máximo G Lateral; 4,3 G en las curvas 6ª y 11ª
  • Consumo de combustible; Bajo
  • Desgaste de frenos; Medio
  • Frenadas de más de 2 G; 6
  • Frenadas de más de 4 G; 4
  • Máxima frenada; 5,6 G en la curva 1ª en la que pasan en 2,74” de 349 a 87 km/h recorriendo 137 metros
  • Exigencia ERS; Media. Hay cuatro largas rectas, en las que los coches superan los 330km/h, y sólo un par de zonas de frenado fuerte en las que se genera energía de frenado suficiente.
  • Cambios de marcha por vuelta; 38
  • Adelantamientos SIN DRS 2018 (excepto salida): 15
  • Adelantamientos CON DRS 2018: 24
  • Total de pit stops 2018: 20
  • Neumáticos elegidos 2018; superblandos, blandos y medios
  • Estrategia ganadora 2018; Una parada la mayoría. Hamilton salió desde la P3 con superblandos usados en la Q2 y paró en la vuelta 28ª para montar blandos nuevos con los que pasó el primero bajo la bandera a cuadros tras completar las 53 vueltas.
  • Neumáticos elegidos 2019; blandos C4, medios C3 y duros C2

[datos vía Mercedes AMG F1 y Brembo]

Pocos días después del Gran Premio de Bélgica del pasado fin de semana en Spa-Francorchamps, los equipos y pilotos de la Fórmula 1 regresan a la acción este fin de semana en otro lugar clásico – Monza, la casa del Gran Premio de Italia.

Reconocido como el “templo de la velocidad” de la F1, Monza ve a los coches alcanzar algunas de las velocidades más altas alcanzadas en toda la temporada, evidenciadas por la que hizo el año pasado Kimi Räikkönen, que entonces conducía para Ferrari, estableciendo la vuelta más rápida jamás vista en la historia de la Fórmula 1. En su camino a la pole position el finlandés completó los 5.793 km de Monza a una velocidad media de 263.587 km/h, superando el anterior récord de Juan Pablo Montoya en 2004 que era de 262.242 km/h.

Sin embargo, Monza no se trata únicamente de la velocidad en bruto. El montaje de los coches para que sean capaces de hacer frente a los bordillos altos y a la vez que tengan una buena tracción a la salida de las pocas curvas es también crucial para el tiempo de vuelta. A pesar del bajo número de curvas en esta pista, el desgaste de los frenos también puede ser severo, pues en varias de ellas las frenadas que se producen son a altas velocidades. Las fuertes zonas de frenada también ejercen una considerable presión longitudinal sobre los neumáticos, y para hacer frente a las demandas, el proveedor de neumáticos Pirelli designa este fin de semana su compuesto C2 como el neumático duro, el C3 como medio y el C4 como su opción blanda.

A la 14ª carrera del campeonato de este año, Lewis Hamilton llega tras su segundo lugar en Bélgica en la que amplió su ventaja en la clasificación del Campeonato de Pilotos a 65 puntos sobre su compañero de equipo Valtteri Bottas. Max Verstappen se mantiene en el tercer lugar de la general con 181 puntos por los 268 del inglés de Mercedes, pero el cero del piloto de Red Bull en Bélgica significa que su ventaja sobre el piloto de Ferrari Sebastian Vettel, que terminó en P4 en Spa, ha sido reducida a sólo 12 puntos.

En la batalla por el Campeonato de Constructores, la primera victoria de Ferrari de la temporada (la primera en F1 de Charles Leclerc) y el cuarto lugar para Vettel significa que la Scuderia ha reducido la brecha con el líder del campeonato, Mercedes, a sólo cinco puntos. Sin embargo, la ventaja de las Flechas de Plata sigue siendo sustancial y ahora llegan a un circuito en el que han ganado las cinco últimas ediciones.

  • Éste es el 70º Campeonato de Italia del Mundial de Fórmula Uno de la FIA y el 69º Gran Premio de Italia que se celebra en Monza. El único otro circuito que celebró la carrera es Imola, que fue la sede del evento en 1980.
  • Michael Schumacher y Lewis Hamilton comparten el récord de victorias en Monza, con cinco cada uno. Las victorias de Schumacher fueron anotadas con Ferrari, en 1996, 1998, 2000, 2003 y 2006, mientras que Hamilton ganó con McLaren en 2012 y con Mercedes en 2014, 2015, 2017 y el año pasado.
  • El único ganador de Monza en activo además de Hamilton es el actual piloto de Ferrari Sebastian Vettel. El alemán logró su primera victoria de la Fórmula 1 en Monza en 2008 conduciendo para Toro Rosso. Además, también anotó dos victorias en Monza con Red Bull Racing en 2011 y 2013.
  • Aparte de Vettel, otros seis pilotos consiguieron su primera victoria en la Fórmula 1 en Monza Phil Hill (1960, Ferrari), Jackie Stewart (1965, BRM), Ludovico Scarfiotti (1966, Ferrari), Clay Regazzoni (1970, Ferrari), Peter Gethin (1971, BRM), y Juan Pablo Montoya (2001, Williams).
  • Ferrari es el equipo más exitoso en Monza, con 18 victorias del Campeonato Mundial de Fórmula 1, McLaren son segundos con 10, seguidos de Mercedes con siete.
  • Hamilton también ostenta el récord de poles position en Monza. El británico tiene seis poles en el Gran Premio de Italia a su nombre, dos con McLaren (2009 y 2012) y cuatro seguidas con Mercedes de 2014 a 2017.
  • La carrera del GP de Italia ha sido ganada desde la pole posición en 14 de las 19 ediciones con la configuración actual del circuito en uso desde el año 2000. En ese tiempo, las únicas ocasiones en las que la victoria ha sido lograda desde más atrás fueron la de 2002 cuando Rubens Barrichello empezó desde el cuarto lugar, 2006 cuando Michael Schumacher empezó desde la P2, en 2009 cuando Barrichello volvió a ganar pero esta vez desde el quinto lugar, 2016 cuando Nico Rosberg empezó segundo, y el año pasado cuando Hamilton ganó saliendo desde la tercera posición.
  • El actual piloto de Williams Robert Kubica consiguió el primer podio de su carrera en Monza en 2006 pilotando para BMW Sauber. El polaco empezó desde la sexta posición en la parrilla pero escaló posiciones hasta acabar en el tercer lugar detrás del ganador de la carrera Michael Schumacher y del segundo clasificado Kimi Räikkönen.
  • Kubica, que también terminó tercero aquí con BMW-Sauber en 2008, es uno de los seis pilotos actuales que han terminado en el podio del GP de Italia. Hamilton lidera también esta clasificación con siete podios, seguido de Vettel con seis, Räikkönen cuatro, Valtteri Bottas y Kubica dos y Sergio Pérez una. Hamilton este fin de semana tiene la oportunidad de igualar el récord general de Michael Schumacher.
  • Tres de los novatos a la temporada completa de este año han ganado en Monza en categorías inferiores. George Russell de Williams ganó la carrera principal de la GP3 aquí en 2017 y la de sprint de F2 del año pasado. El piloto de Alfa Romeo Antonio Giovinazzi ganó la carrera larga de GP2 del 2016 y el de McLaren Lando Norris ganó aquí en el Campeonato de la F3 Europea FIA en 2017. Por su parte Alexander Albon, ahora piloto del Red Bull Racing, ha terminado en el podio en Monza, cuando quedó segundo en la carrera sprint de la GP3 de 2016 y la tercera posición en la carrera principal de la F2 del año pasado.  [fuente FIA-F1]

Carlos Sainz, McLaren #55: “Después de un fin de semana difícil en Spa en todos los sentidos, estoy mirando hacia adelante a la salida de la próxima carrera, que afortunadamente está a sólo unos pocos días de distancia. Sabemos que tenemos áreas para trabajar y nos centraremos en maximizar nuestro rendimiento a lo largo del fin de semana. Spa era un claro ejemplo de que la batalla en el centro de la parrilla va a ser dura hasta el final de la temporada así que tenemos que seguir empujando. Monza es una pista increíble e histórica y los aficionados italianos son algunos de los más apasionados del mundo, así que el ambiente en la pista es siempre muy especial. Tengo muchas ganas de volver a la pista y dar el 100%“.
[fuente McLarenF1]

Informe Pirelli F1 del GP de Fórmula 1 de Italia 2019

Para Gran Premio de Pirelli en Monza, el C2 ha sido elegido como el neumático duro blanco, el C3 como el medio amarillo, y el C4 como el blando rojo, en la que es la combinación más común vista en lo que va de este año. Esta selección es el mejor compromiso para hacer frente a las distintas demandas del ‘templo de la velocidad’, que a lo largo de los años ha tenido algunas secciones más lentas y más técnicas añadidas a las rectas rápidas que construyen la reputación de Monza, el lugar que ha acogido a más grandes premios que cualquier otro.

La pole del año pasado de Kimi Raikkonen hizo la vuelta más rápida de la historia de Monza y también de la Fórmula 1 a una velocidad media de 263.587 km/h. La vuelta rápida en carrera de Monza todavía se sitúa en 1’21”046 (con un promedio de 257.320 km/h), cortesía de Rubens Barrichello desde 2004.

El Set-Up en Monza según Renault F1

Las elecciones de este año son muy similares a las del año pasado, cuando se seleccionaron los compuestos medio, blando y superblando. La única diferencia es que el C4 actual es más blando que el superblando de 2018, mientras que el C2 es también un poco más blando que el medio del año pasado. Como es habitual, los datos de años anteriores son un factor clave a la hora de seleccionar los neumáticos para las carreras.

Los equipos corren con el apoyo aerodinámico más bajo posible en Monza, para maximizar la velocidad en las rectas largas. Ésto significa que los neumáticos tienen que proporcionar el agarre mecánico máximo posible en las curvas, por lo que el subviraje a veces también puede ser un problema, agravado también porque los equipos tienen como objetivo proteger los neumáticos traseros con el fin de optimizar la tracción.

El clima suele ser seco y cálido en Monza, pero el año pasado hubo lluvia intermitente durante el viernes y el sábado, lo que hizo que el trabajo habitual de recogida de datos fuera bastante complicado.

El año pasado, Lewis Hamilton ganó la carrera saliendo desde la tercera posición de la parrilla con una estrategia de una sola parada, la misma que fue utilizada por la mayoría de los pilotos. Paró ocho vueltas más tarde que el ganador de la pole Raikkonen y luego usó la ventaja de los neumáticos más frescos para adelantar al finlandés.

Hay algunos grandes bordillos en los que los pilotos tienen que tener cuidado para no dañar sus máquinas, especialmente en las chicanes de Rettifilo y Roggia. Ésto significa que la resistencia estructural de los neumáticos también es un factor importante en Monza.

Mario Isola, jefe de Pirelli F1: “Monza es un gran reto para todos; pilotos, coches y neumáticos. Un poco como Spa, que tuvo lugar el pasado fin de semana, sin embargo, no tenemos la misma nominación de neumáticos para las dos carreras. Mientras que Spa contó con neumáticos duros en comparación con el 2018, en Monza, la opción más blanda es un poco más blanda que la que se utilizó el año pasado. En esa edición se estableció la vuelta más rápida de la historia de la Fórmula 1, la de la pole de Kimi Raikkonen en Monza el año pasado, y con la tendencia que vemos en los coches que son más rápidos este año, probablemente veamos caer este fin de semana otro récord histórico. Mientras que Monza es tradicionalmente reconocido como un lugar donde es difícil adelantar, la carrera del año pasado también mostró cómo la estrategia de neumáticos puede marcar la diferencia y colaborar en que haya más adelantamientos de los inicialmente previsibles. Los últimos dos años ha llovido en algún momento durante el fin de semana en Monza, añadiendo así otra variable a la que siempre es una carrera muy reñida que se decide con márgenes muy pequeños”. [fuente y fotos Pirelli F1]

El GP italiano de Fórmula 1 2019 según Brembo

La Fórmula 1 significa velocidad y la máxima expresión de velocidad está en el Autodromo Nazionale di Monza, el Templo de la Velocidad, que acogerá el GP de Italia del 6 al 8 de septiembre, la 14ª carrera del Campeonato del Mundo de 2019.

La pista de Brianza está situada a sólo 9 millas de Milán y fue construida en 1922 específicamente para albergar el Gran Premio de Italia. Con 68 carreras de GP disputadas aquí, el Autodromo Nazionale di Monza es el circuito más utilizado en la historia de la F1 por delante de las 66 carreras de GP que se han celebrado en Mónaco y las 53 de Silverstone.

Para limitar el rendimiento y la velocidad de los monoplazas, en la década de 1970 se añadieron tres chicanes, las llamadas Varianti. La última modificación en el diseño de la pista se realizó en el año 2000 cuando se modificó la Variante del Rettifilo.

El plusmarquista de la vuelta más rápida en la pista con la configuración actual es Kimi Raikkonen, que el año pasado con un Ferrari equipado con un sistema de frenos Brembo, paró el reloj en 1’19”119. Sin embargo, hay una buena posibilidad de que este récord sea batido esta temporada ya que los coches tienen un mayor rendimiento.

Estos factores se traducen en una fuerza adicional significativa en los sistemas de frenado de los monoplazas, que son capaces de desarrollar un mayor par de frenado que el de hace 3 años. Además, la falta de carga aerodinámica utilizada para aprovechar las largas rectas hace que los tramos de frenado sean extremadamente violentos y más difíciles de gestionar que normalmente.

Según los técnicos de Brembo, que han clasificado las 21 pistas del Campeonato del Mundo, el Autodromo Nazionale di Monza es muy exigente con los frenos. En una escala del 1 al 5, obtuvo un 4 en el índice de dificultad.

Hace cuatro años, los monoplazas más rápidos de Monza corrían las vueltas de clasificación con un promedio de 250 km/h, mientras que el año pasado superaron los 263 km/h.

Naturalmente, el tiempo de frenada es bajo: sólo el 11% de toda la carrera. Hay seis puntos de frenado por vuelta, mientras que en Singapur hay 15 secciones de frenado, en Mónaco, Yas Marina, Budapest y Bakú hay 11, a diferencia de las sólo 5 de Hockenheim.

En promedio, los frenos se aplican durante 10,6 segundos por vuelta, una cifra que sólo supera la de la pista de Spielberg, que es casi un kilómetro y medio más corta. El hecho de que haya muy pocas secciones de frenado, todas ellas extremadamente violentas, significa que la deceleración máxima media por vuelta es de 4,1 G.

La combinación de frenada brusca compensada por muy pocos tramos de frenada genera una energía disipada en la frenada de cada coche durante toda la carrera de GP que está en línea con las demás carreras de GP, con 165 kWh que son cifras similares a las registradas en las pistas de Spa-Francorchamps y Sochi.

Desde la línea de salida hasta la bandera a cuadros, cada piloto ejercerá una carga total de 31 toneladas sobre el pedal de freno. En la práctica, la fuerza de frenado aplicada en cada vuelta es de casi 600 kg, lo que exige que los pilotos estén en excelente forma, porque además tienen que enfrentarse a la gran aceleración lateral de las curvas rápidas.

Tres de las seis secciones de frenado del Autodromo Nazionale di Monza están clasificadas como desafiantes para los frenos, una es de dificultad media y dos son ligeras.

La curva más dura para el sistema de frenos es la primera después de la línea de meta. A ella los monoplazas llegan a 349 km/h y bajan a 87 km/h en sólo 137 metros. Para lograrlo, los pilotos frenan durante 2,74 segundos aplicando una carga de 196 kg sobre el pedal de freno y experimentando una desaceleración de 5,6 G. La frenada que realizan en la curva 4 también es impresionante. Allí los coches pasan de 334 a 119 km/h en sólo 2,09 segundos y 117 metros. La carga ejercida sobre el pedal es de 133 kg y la deceleración máxima es de 4,9 G.

La fuerza requerida a los pilotos en la secuencia de curvas, 6, 7 y 8, es intensa. Son tres secciones de frenado con una deceleración que oscila entre las 2,2 G y las 5 G y con cargas sobre el pedal de 45 kg, 59 kg y 82 kg respectivamente.

Los monoplazas con frenos Brembo han ganado 25 de las 44 carreras de GP en las que han participado. La victoria fue para Ferrari en 11 de ellas, pero la Scuderia no ha ganado en Monza desde 2010 con Fernando Alonso. De hecho, Sebastian Vettel ha ganado en Italia con Toro Rosso y Red Bull, pero aún no ha triunfado nunca con Ferrari.
[fuente Brembo]

Horarios (peninsular español)

-el viernes 6 los libres 1 de 11:00 a 12:30h y los libres 2 de 15:00 a 16:30h

-el sábado 7 los libres 3 de 12:00 a 13:00h y las Qs a partir de las 15:00h

-el domingo 8 la carrera (53 vueltas) a partir de las 15:10h

Las frenadas en Monza vía ‘BREMBO’ en este enlace

Los datos de Italia F1 vía ‘Mercedes AMG F1aquí