Marc Márquez se impuso en Motegi y sigue aumentando su lista de récords

El primer capítulo de los tres que componen la gira asiática 2019 de MotoGP vio cómo el recién renovado campeón del mundo Marc Márquez (Repsol Honda Team) se imponía en el Motul Gran Premio de Japón en Motegi con el francés Fabio Quartararo (Petronas Yamaha SRT) logrando puntos suficientes para asegurarse el título de Novato del Año.

Márquez optó por ir con una pareja de neumáticos medios para la carrera de 24 vueltas a pesar de que el tiempo de preparación había sido bastante escaso durante el fin de semana debido a las condiciones climáticas, por lo que la elección de neumáticos para todos los pilotos resultó ser un asunto más complicado de lo habitual. Con las bajas temperaturas y los cielos cubiertos del viernes más las previsiones de fuertes lluvias para el sábado (que resultaron certeras porque sí que llovió, y mucho) los equipos tuvieron que planificar las sesiones de entrenamientos libres con sumo cuidado para obtener el mejor conocimiento posible de los neumáticos y para establecer un tiempo para tratar de conseguir el pase a la Q2 del día siguiente.

Los entrenamientos libres 3 de la mañana del sábado se realizaron con la pista muy húmeda, por lo que los neumáticos Michelin de agua se utilizaron toda la sesión, dando a los pilotos la posibilidad de rodar por la larga pista de 4,801 metros. El asfalto comenzó a secarse y por la tarde los pilotos cambiaron de neumáticos de lluvia a slicks a pesar de que quedaban algunos parches muy húmedos fuera de la trazada, pero ya para la Q2 no había ningún impedimento para que Marc Márquez lograra la pole y firmara una nueva hazaña ya que ahora el de Cervera ha hecho al menos una pole en cada uno de los 19 circuitos del calendario actual de MotoGP.

Cuando se apagaron las luces para indicar el inicio de la carrera, Márquez aprovecho su mejor posición de salida y se puso a liderar la carrera. Pese a la presión inicial de Quartararo (que le adelantó pero rápidamente Márquez recuperó el liderato) la carrera de Marc fue un monólogo y cruzó el primero la línea de meta para sumar su décima victoria de la temporada y la #30 con neumáticos Michelin .

La carrera se llevó a cabo con el cielo cubierto y con una temperatura ambiente de sólo 21°C y una temperatura de la pista de 27°C y con una multitud colorida típica y entusiasta de poco más de 51.000 espectadores.

Michelin y la caravana de MotoGP se dirigirán ahora a Phillip Island en Australia para la ronda 17ª de la temporada 2019, donde no sólo se realizará el fin de semana habitual de Gran Premio sino que también tendrá lugar -por primera vez en la historia- una sesión de pruebas adicional incluida en el programa del viernes (si el tiempo lo permite). Esta sesión servirá para evaluar un nuevo neumático trasero para la temporada 2020, pero será independiente del fin de semana de GP y no contará para la tabla de tiempos del Gran Premio de Australia.

Marc Márquez, Repsol Honda Team #93: “Ha sido un fin de semana muy difícil por culpa del tiempo, especialmente el viernes ya que hacía mucho frío y parecía que el compuesto blando funcionaba mejor que los otros, pero luego tuvimos la fuerte lluvia el sábado y el agarre de la pista cambió mucho. Tuvimos una práctica de calificación muy rara, así que realmente no teníamos suficiente información para ser precisos con las opciones de compuestos cara a la carrera así que todos tuvimos que adaptarnos para hacer la mejor elección posible. Por todo esto, vimos dos compuestos diferentes en el podio, el medio y el blando. Al final, el ritmo de ambos era más o menos similar, pero nosotros elegimos el medio ya que la temperatura aumentó ligeramente y ésto hizo que nuestra decisión fuera un poco más fácil. Logré los neumáticos aguantaran perfectamente toda la carrera, así que ahora lo que toca es disfrutar de la victoria, porque sólo tenemos un día, ya que mañana lunes nos pondremos a pensar en Phillip Island “.
[fuente Michelin Motorsport]

Artículo con el resumen de la carrera en este enlace