Fernando Alonso ha protagonizado una de las actuaciones más destacables del efímero Gran Premio de Japón sobre todo gracias a las últimas de las pocas vueltas que se han dado hoy al circuito de Suzuka, una vez optó por cambiar de neumáticos en los minutos finales, para poder defenderse de George Russell y atacar a Sebastian Vettel, en un duelo trepidante que la realización decidió pasar por alto.

    Ya en rueda de prensa, Fernando ha recapitulado sobre todo lo que ha tenido lugar hoy en las horas de carrera, donde quizás lo menos relevante haya sido su recuperación exprés que ni siquiera pudo seguirse por televisión.

    Carrera en consonancia con el fin de semana

    De este modo, Alonso ha procedido a repasar los sucesos de un gran premio anómalo en todos los sentidos, en cuya carrera tocó darlo todo al final: “Todo el fin de semana ha sido raro y la carrera ha tenido que ser de esta manera: al principio con neumáticos extremos, paramos demasiado tarde para pasar a intermedios, y luego al final decidimos hacer otra parada”, resume Fernando Alonso, dando pinceladas sobre lo que fueron 27 vueltas en bandera verde, y las decisiones que tocó tomar para finalmente ser séptimo.

    A propósito de esa remontada acelerada, en la que Fernando recuperó el tiempo perdido en la parada y varias posiciones gracias a un juego de intermedios nuevos, mientras que la mayoría luchaba por mantenerse sobre la pista, Alonso se muestra un poco frustrado, dado el mínimo margen que le ha separado de la sexta posición, en un duelo trepidante con Sebastian Vettel que finalmente se ha llevado el gato al agua por 11 milésimas: “Faltaban seis vueltas, y seguramente me faltaron una o dos para ganar alguna posición más, luego no sabía que era la última vuelta de carrera, me avisaron en la última curva”, lamenta el piloto español.

    Era lo mismo para todos, pero dentro del coche se sintió con un poco de caos con el equipo y no estabas demasiado satisfecho” completa el de Alpine sobre su carrera, en la que reconoce que el caos afectó tanto a los pilotos como a los hombres del muro.

    Decisiones extradeportivas

    Más adelante, Fernando ha repasado el caos vivido fuera de la pista o de las acciones meramente deportivas, que sin duda interfirieron en el espectáculo, pero que pudieron acabar teniendo consecuencias mucho más graves: “Pero ha sido un fin de semana difícil para la FIA también”, abre Alonso, que ilustra esta afirmación con la incertidumbre sobre el campeonato a Verstappen: “Ahora Max es Campeón del Mundo, hace 20 minutos no lo era, … eso resume un poco lo que fue el domingo”, indica Fernando, para quien este hecho supone una clara muestra de como ha sido este domingo de carreras.

    Tras esto, Fernando pasó a posicionarse sobre el incidente de la grúa, que tan malos recuerdos le ha devuelto a la memoria: “Tenemos que hablar con la FIA, después de 2014 y el accidente de Jules, cambió todo el sistema para evitar que eso pasase nunca más y que lo hayamos visto hoy, una grúa en la pista da igual que haya Safety Car, bandera amarilla o bandera roja, la grúa solo debe salir a pista cuando los coches estén en el pit-lane o la carrera neutralizada”, opina el ovetense, para quien hay situaciones que no albergan lugar dudas.

    Así que intentaremos ayudar a la FIA y ver como sucedió y quién dio la orden, para analizar, pero es pronto”, sentenció en ultima instancia Fernando Alonso, tendiendo la mano a la FIA para cooperar en cuestiones de seguridad.

    Fuente: www.caranddriver.com