Zak Brown habla de su relación con Daniel Ricciardo y admite que no fue fácil tener que tomar la decisión de no contuniar con el australiano. El de McLaren afirma que no se cumplieron las expectativas, aunque le ofrecieron mantenerse en la familia de Woking.

    No se cumplieron las expectativas

    Tras dos temporadas en McLaren, Daniel Ricciardo no seguirá en 2023 con el equipo británico. El australiano no ha rendido a un buen nivel desde que llegó, y todo ha acabado decantando su marcha del equipo.

    Zak Brown, CEO de McLaren, explica cómo fue la salida del piloto australiano, debiéndose a no haber cumplido los resultados que querían de él en estos años y afirmando que no es culpa de ninguna de las dos partes.

    “Al final, no hemos obtenido los resultados que necesitábamos y llevamos ya un año y medio en esto”, ha afirmado Brown en unas declaraciones a FOX Sports Australia.

    “Todos nos hemos esforzado mucho. Amamos a Daniel, es genial trabajar con él y sigue siendo genial trabajar con él. Pero estamos en el negocio de los resultados y los resultados no estaban llegando y sentimos que lo hemos intentado todo, ha añadido Zak.

    “No sabemos por qué no hizo ‘click’, pero no es culpa de nadie. Dimos lo mejor de nosotros y él dio lo mejor de sí, simplemente nos quedamos sin cosas que probar. A veces, los deportistas se deprimen o necesitan un cambio de ambiente”, ha declarado.

    Pudo haberse quedado en McLaren

    El estadounidense ha desvelado que, tras comunicarle que no continuaría con ellos en 2023, le ofreció seguir formando parte del grupo McLaren y correr para ellos en otras categorías. Sin embargo, el #3 sigue pensando únicamente en Fórmula 1, y no aceptó la oferta.

    “Le pregunté si quería pilotar para nosotros en IndyCar o en Fórmula E. Me hubiera encantado mantener a Daniel en la familia, pero todavía está pensando en Fórmula 1, lo entiendo, es el pináculo del automovilismo”, ha comentado el de McLaren.

    Una decisión complicada

    Zak Brown comenta que tiene una buena relación con Ricciardo y que, por ello, no fue nada fácil tener que tomar esta decisión, pero que fue claro y directo con él en todo momento de lo que estaba pasando, alejándose de los rumores.

    “Me encantaría volver a trabajar con él. Probablemente, esto es lo más difícil que he tenido que hacer en el automovilismo. No fue agradable, ni divertido. Mi trabajo, junto a Andreas, es tomar decisiones difíciles y como realmente vimos que no ocurría ninguna mejora, fue como: ‘necesitamos hacer un cambio por el bien de todos’”, ha admitido el estadounidense.

    Fuimos transparentes durante todo el proceso y sé que hubo toneladas de especulaciones. Daniel y yo sabemos realmente lo que sucedió y creo que por eso todavía tenemos una relación sólida”, ha dicho para concluir Zak Brown.

    Fuente: www.caranddriver.com