Que el Mercedes de 2022 ha sido un completo fracaso para las aspiraciones de la marca y sus pilotos para esta temporada de cambio de era es una evidencia innegable, a vista de los resultados obtenidos y de ver como en Austin el W13 dejó indefenso a un Lewis Hamilton, que poco pudo hacer contra Max Verstappen pese a la catastrófica parada en boxes del holandés, que se fue por encima de los 10 segundos, y con eso y todo remontó hasta la victoria.

    Cambio de tornas

    Y es que todo el dispositivo que desde hace unas temporadas, la FIA ha venido introduciendo con vistas a igualar el nivel de los equipos de la parrilla, limitando los recursos sobre todo de los mejores clasificados y más pudientes; ahora comenzará a girar en favor de Mercedes, después de una larga temporada acaparando campeonatos y que ahora son la tercera fuerza.

    Una de estas ‘ayudas’ de las que Mercedes y Wolff esperan sacar rendimiento respecto a sus rivales principales, es el hándicap aerodinámico, que desde 2021 limita las horas de túnel del viento de los equipos en función de su posición en el campeonato de constructores: “Desde ese momento, fue una desventaja significativa hasta ahora porque todo el 2021 fuimos el equipo líder y luego ganamos el campeonato de constructores”, señala Toto, para quien, desde el punto de vista aerodinámico, en Brackley partieron con desventaja para diseñar el monoplaza de 2022.

    En consecuencia, Toto y su equipo, esperan recuperar el terreno perdido, sirviéndose del porcentaje extra del que disfrutan desde mediados de esta temporada y que seguirán teniendo al menos durante los primeros meses de 2023, hasta la nueva asignación de horas: “Entonces, durante toda la primera mitad de 2022 tuvimos un 7% menos de tiempo en el túnel de viento que los 18 meses anteriores de Red Bull y mucho menos que Ferrari. Ahora gira al revés”, explica un Wolff confiado en la capacidad de recuperación de su escudería.

    En comparación con Red Bull, tendremos un 14% más si terminamos terceros, por lo que con el tiempo es exactamente para lo que se diseñaron las regulaciones, para darnos el potencial de aprovechar la ventaja y recuperarla”, agrega el mandatario austriaco sobre el espíritu de ese hándicap, que ahora juega a su favor y el porcentaje exacto de ventaja que aprovecharán.

    Cambios en el ADN

    Paralelamente, tras el GP de Estados Unidos, Toto Wolff volvió a referirse a las transformaciones necesarias en un monoplaza claramente inferior, que nuevamente no pudo sacar provecho de las situaciones de carrera para hacerse con una ansiada victoria en 2022, aludiendo claramente al chasis, la pieza más cuestionada del W13, por su radical diseño y que podría ser el origen de todos los males que les acompañan: “El ADN del coche va a cambiar para el próximo año, eso está claro”, afirma rotundamente Wolff quien deja caer posibles modificaciones de la zona de los pontones laterales, pieza que desde Mercedes han defendido a ultranza toda la temporada: “No significa necesariamente que nuestra carrocería vaya a verse muy diferente. Pero ciertamente lo que es parte del ADN del coche, su arquitectura, cambiará para el próximo año”, asegura el team principal, respecto al nuevo concepto en el que llevan centrando todos sus esfuerzos buena parte de la temporada.

    Hamilton, vendido

    En una línea similar, pese al excelente resultado que los de Brackley extraen del GP de Estados Unidos, Lewis Hamilton no pudo menos que quedar algo decepcionado por la imposibilidad de batallar con Verstappen del modo en que lo hacía el año pasado: “Creo que, con el DRS, son como 35 km/h más rápidos que nosotros”, señala el heptacampeón en referencia a las carencias de su monoplaza a lo largo de la temporada y que quedaron patentes en la remontada de Max el pasado domingo:

    Pero incluso sin el DRS, creo que todavía nos superan unos 8 km/h, por lo que perdimos mucho tiempo en las rectas, probablemente cuatro décimas al menos por vuelta. Así que tenemos algunas mejoras que hacer para el auto del próximo año”, dispone en última instancia Lewis Hamilton, que también aprovechó para lanzar mensajes de esperanza sobre 2023.

    Fuente: www.caranddriver.com