Tanto Ferrari como Mercedes han finalizado sus programas de desarrollo para 2022 y comienzan a pensar en 2023. Tan solo el equipo de las flechas plateadas introducirá una nueva actualización en Estados Unidos.

    Ferrari finaliza su programa de desarrollo, pese a los problemas que siguen teniendo

    Después de que Max Verstappen haya logrado el campeonato del mundo en el pasado Gran Premio de Japón, y de que Red Bull tenga una cómoda ventaja en el mundial de constructores, las miradas están puestas en los dos equipos que pelean por el segundo puesto: Ferrari y Mercedes.

    Sin embargo, ambos equipos han confirmado que no seguirán con el desarrollo de sus monoplazas esta temporada, tras haber alcanzado el techo presupuestario, y se centrarán en los coches de 2023.

    “La información recopilada confirmó el paso adelante”, declaró Mattia.

    Esta decisión llega tras el nuevo suelo que los italianos introdujeron en Japón, aunque no ha resuelto todos los problemas con los que seguirán teniendo que lidiar, como el que explicó Leclerc tras la carrera en Suzuka: “Somos buenos calentando los neumáticos, pero los destrozamos tras tres o cuatro vueltas”.

    Mercedes tampoco seguirá desarrollando el W13

    Por parte del equipo de las flechas plateadas, Andrew Shovlin, jefe de ingeniería en Mercedes, confirma que la actualización que introducirán al W13 en el próximo Gran Premio de los Estados Unidos será la última actualización para esta temporada.

    Es nuestro paso final en el desarrollo aerodinámico. Hay también algunas piezas en las que hemos quitado algo de peso de los componentes, que ojalá acerquen al coche al peso límite”, confirmó Shovlin.

    Además, los de Brackley están muy contentos con el trabajo realizado esta temporada, puesto que han logrado dar un paso adelante considerable con respecto a cómo empezaron la temporada, y espera que el aprendizaje de este año lo puedan llevar a 2023.

    “Con cada paso hemos aprendido más y más y ese aprendizaje lo podemos trasladar al próximo año”, ha explicado Andrew.

    Fuente: www.caranddriver.com