Charles Leclerc no está teniendo la mejor de sus temporadas en 2022, al igual que Ferrari, el monegasco comenzó el año con dos victorias y un segundo puesto en tres carreras, que auguraban a equipo y piloto un prospero 2022, que progresivamente fue enturbiándose con sucesivos errores de la Scuderia.

    Ahora, con un Verstappen ya proclamado bicampeón del mundo, Charles repasa su trayectoria en paralelo junto a Max desde sus inicios, y opina sobre la situación actual en Ferrari.

    Una relación tensada con el tiempo

    De este modo, el piloto de Ferrari ha valorado el estado de su vinculo con Max Verstappen, eternos rivales desde que ambos comenzaron en el karting y que han llegado al punto de codearse en la cúspide de la F1: “Verstappen y yo tenemos una relación más madura que entonces”, compara Leclerc, respecto a cuando ambos pilotos eran tan solo niños.

    La relación mutua [que teníamos] antes de eso, cuando todavía estábamos en karts y teníamos trece, catorce años, era diferente”, dispone el ‘16’, sabedor de que el competir por mayores metas va en detrimento de las relaciones entre ambos aspirantes; algo que ya hemos podido observar entre otros pilotos como Hamilton y Rosberg, o entre los mismos Leclerc y Verstappen con sus roces como en el GP de Austria de 2019, cuando ambos se disputaron la victoria en pista. A pesar de ello, Leclerc advierte de que los lazos entre ambos podrían sufrir rupturas mucho más severas de haber mantenido viva una batalla por el campeonato hasta final de temporada.

    Sin embargo, para el piloto de Ferrari, esta rivalidad no se traduce en desprecio, como así evidencian las palabras que dedica Charles al nuevo Campeón del Mundo: “Por supuesto que tengo mucho respeto por Max. Lo ha hecho muy bien y tengo mucho respeto por lo que ha logrado”, elogia un Leclerc que prefiere quedarse con la forma en que ambos han crecido hasta llegar a la cima del motorsport: “Cuando conducíamos en karts, soñábamos con la Fórmula 1 juntos y ¡aquí estamos ahora!”, dispone el monegasco.

    Estrecha colaboración con Carlos

    Así pues, Leclerc también ha tenido ha valorar otra de sus relaciones más importantes dentro de la F1, como es la que mantiene con Sainz en su compromiso conjunto por elevar el nivel de competitividad de Ferrari: “Mi relación con Carlos es muy buena. No nos conocíamos muy bien antes de estar en Ferrari. No hablábamos mucho antes de Ferrari, excepto cuando me dijo que soñaba con conducir algún día para Ferrari”, comenta Charles Leclerc, que tras dos temporadas junto a Sainz, reconoce los frutos del trabajo de este vínculo tanto dentro como fuera de los circuitos:

    Además de en pista, hacemos muchas actividades juntos, por lo que nuestro vínculo también se ha vuelto más cercano”, establece el ‘16’, sobre su trabajo junto a un Carlos Sainz a quien ha superado holgadamente en 2022, sobre lo que Charles también se ha pronunciado, restando importancia a tal diferencia y situándola sobre todo en los primeros grandes premios: “Durante los días de test, mis ingenieros hicieron un muy buen trabajo, preparándome para la primera carrera”, analiza Charles sobre su gran comienzo de año comparado con el del piloto español.

    Aunque según explica el propio Leclerc, esta distancia actualmente no es tan sustancial: “Sabía más o menos lo que quería del auto y surgió de forma natural, lo que me hizo sentir más cómodo en el coche al comienzo de la temporada que Carlos. Al final logró encontrarse y se volvió más fuerte”, opina un Leclerc que pese a todo sigue mostrándose más competitivo a lomos del Ferrari que Sainz.

    Finalmente, preguntado sobre posibles ordenes de equipo por parte del muro para favorecer la candidatura de Leclerc al subcampeonato, Charles no ha querido pronunciarse al respecto, reconociendo que en toda la temporada tampoco habrían variado la situación actual, y que ahora no dependen de él, sino de Binotto.

    Fuente: www.caranddriver.com