Charles Leclerc comenzó la temporada ganando dos de las tres primeras carreras del mundial, con la convicción de ganar ambos títulos este año y romper la maña la racha desde 2007 y 2008 sin triunfar en la F1. Pero la combinación de desastres estratégicos y su falta de fiabilidad inicial terminaron con sacarlos fuera de la pelea contra Max Verstappen y Red Bull. A pesar de ello, el monegasco cree que los domingos la escudería italiana se acerca a los austriacos y que ganarán otra vez una carrera.

    El F1-75 “está llegando”.

    En la rueda de prensa previa al GP de México, Leclerc quiso recordar la mala racha sin ganar ( desde julio no lo hace): “Es difícil saberlo por ahora. Sigo creyendo que Red Bull será el equipo a batir el domingo. Parece que siempre encuentran algo del sábado al domingo que nosotros aún no hemos encontrado, pero lo estamos consiguiendo“, declaró.

    Sin embargo, Leclerc se centró en la ejecución de la carrera más que en el ritmo del coche. Consideró que se aproximan a ellos los domingos: “Desde hace unas cuantas carreras, estamos trabajando mucho en la estrategia, en la parte de la comunicación también. Siento que estamos dando pasos en la dirección correcta”.

    Aunque matizó que siguen lejos y que están haciendo todo lo posible para minimizar la distancia: “Pero, por supuesto, todavía hay una diferencia de rendimiento los domingos respecto a Red Bull que todavía tenemos que encontrar y mejorar. En eso estamos trabajando. Todavía no hemos encontrado la solución. Pero estamos trabajando bien. Así que confío en que los resultados llegarán pronto”, concluyó.

    Fuente: www.caranddriver.com