Max Verstappen llega a Japón con altas posibilidades de salir como campeón del mundo y se muestra muy motivado por la carrera y asegura que lo dará todo. Además, la probabilidad de lluvia no es algo que le afecte.

    Con muchas ganas de correr en Suzuka

    El Gran Premio de Japón ha estado fuera del calendario de la Fórmula 1 las últimas dos temporadas, debido a las restricciones por la pandemia. Finalmente, después de tres años de ausencia, el histórico circuito de Suzuka regresa al calendario.

    En este circuito ha habido hazañas históricas y muchos campeonatos se han acabado por decidir aquí. En la memoria están los dos mundiales de 1989 y 1990, donde Suzuka tuvo un papel crucial para el devenir del campeonato entre Senna y Prost.

    Max Verstappen no pudo lograr su bicampeonato en el pasado Gran Premio de Singapur, circuito donde tenía posibilidades de hacerlo. Sin embargo, este fin de semana vuelve a contar con muchas posibilidades de hacerlo y se muestra muy motivado por hacer un fin de semana perfecto.

    “Estamos de vuelta en Japón después de mucho tiempo y no puedo esperar para correr en Suzuka una vez más. Me encanta este país y tengo grandes recuerdos, tanto la comida como los aficionados son geniales. Tenemos otra oportunidad de ganar el mundial, pero para ello tenemos que hacer un fin de semana perfecto, lo daremos todo, ha declarado Verstappen en el previo de Red Bull al Gran Premio de Japón.

    “El circuito es de la vieja escuela, lleno de curvas rápidas en las que tienes que ir de menos a más durante cada sesión. Habrá que ver el tiempo que hace durante los tres días. He oído que viene lluvia, así que eso quizá cambie las cosas en cierto punto”, ha concluido Max.

    ¿Ganará el mundial en casa de Honda?

    Además, el Gran Premio de Japón es el circuito de la casa de Honda, marca que ayuda en la elaboración de los motores que monta actualmente Red Bull y con la cual han llegado a un acuerdo para reforzar su unión hasta, al menos, 2025.

    Helmut Marko ya comentó antes del Gran Premio de Singapur que, para él, le gustaría ganar el mundial en Suzuka, la casa de Honda, por lo que será una oportunidad única para el piloto neerlandés.

    Fuente: www.caranddriver.com