Fernando Alonso está llegando al desenlace de una temporada colmada de mala fortuna que supondrá el final de su relación actual con Alpine, antes de saltar al Aston Martin que deja vacante Sebastian Vettel justo al término de la presente campaña, en el habitual test de final de año.

    Sin embargo, todavía quedan dos citas de un 2022 agónico donde los abandonos han castigado severamente a Fernando, lastrando los puntos de piloto y equipo a lo largo de todo el año, siendo la retirada en el Gran Premio de México la última en sumarse a una larga lista de infortunios ocurridos en esta temporada. A pesar de ello, Alonso sigue mostrando su compromiso con el que ha reconocido es el equipo de su vida, en el epílogo de esta campaña, siendo ahora el turno del Gran Premio de Brasil.

    Interlagos, escenario de míticas disputas

    De este modo, el bicampeón afronta el nuevo reto con el mismo optimismo de siempre, sabedor de que si nada falla debería extraer buenos puntos, y quien sabe qué más: “Siempre hay un elemento de incógnita al ir a Brasil”, advierte Fernando Alonso, al respecto de una prueba siempre desafiante y donde las condiciones climatológicas tienden a poner patas arriba el orden preestablecido:

    Suele haber carreras y resultados interesantes. El tiempo es difícil de predecir y hemos visto algunas carreras absolutamente históricas en el pasado debido a la imprevisibilidad”, recuerda el ovetense sobre grandes duelos en el Autódromo José Carlos Pace incluyendo decisiones del campeonato, como las de 2008 o 2012, citas en las cuales la lluvia hizo acto de aparición a lo largo de la carrera.

    Aferrarse a que suceda ‘algo’

    Es probable que veamos condiciones meteorológicas mixtas en la clasificación, la carrera sprint o la carrera principal”, deja caer el piloto español, que con estos precedentes de carreras verdaderamente caóticas y en vista de la previsión meteorológica para este fin de semana en Sao Paulo, hacen soñar a Alonso y Alpine con una nueva oportunidad de arriesgar y poder conseguir un resultado fuera de lo normal para la marca francesa, con el que resarcirse de todos los males de un 2022 que ha sabido a poco por parte de la escudería.

    Gracias al formato sprint tenemos dos intentos para sumar puntos y ampliar nuestra ventaja sobre McLaren de cara al último Gran Premio de Abu Dhabi”, dispone en última instancia Fernando Alonso valorando la importancia del cambio de estructura del gran premio en su duelo directo con McLaren en el campeonato de constructores.

    Fuente: www.caranddriver.com