Red Bull Racing por completo, con Max Verstappen al frente, se negó a atender a Sky F1, canal de televisión con los derechos de retransmisión en diferentes países, Reino Unido, Italia y Alemania entre ellos, en el pasado Gran Premio de México.

    Red Bull y Verstappen, contra Sky F1

    El castigo de Red Bull lo desencadenó unas declaraciones de Ted Kravitz, enviado de Sky F1, donde repitió varias veces que a Hamilton le habían robado su octavo título de campeón del mundo, hipotetizando sobre un posible guion que podría tener la película sobre Fórmula 1 en la que va a estar involucrado Brad Pitt.

    En palabras de Max Verstappen, fue una más en una continua falta de respeto que empezaron mucho antes del desenlace del mundial 2021, donde el episodio más sonoro fue el spot publicitario de Sky F1 donde felicitaban la navidad a sus espectadores utilizando el accidente de Silverstone donde Verstappen impactó con gran violencia contra los muros tras un contacto con Hamilton.

    Para entender la importancia de este boicot llevado a cabo por Red Bull, cabe recalcar que Christian Horner era colaborador habitual del canal, e incluso entraba en directo tanto en las sesiones de entrenamientos como en mitad de la carrera, activo del que no pudo disfrutar la cadena de televisión en México.

    También Horner dijo que esta acción era para mostrar su descontento y que todo volvería a la normalidad en la siguiente cita. Sin embargo, Ted Kravitz, presentador del evento que Liberty Media ha celebrado en Las Vegas a modo de presentación del Gran Premio que tendrá lugar dentro de un año, continuó con gracias varias al presentar a Lewis Hamilton, asistente al citado evento, introduciéndolo como siete veces campeón del mundo “aunque hay quién dice que tiene ocho”.

    Liberty Media como mediador

    En esta situación pierde la Fórmula 1 y especialmente los aficionados británicos, que aunque son minoría, sí son seguidores de Verstappen o Red Bull. Por esta razón, Liberty Media ha actuado de mediadora para rebajar los ánimos entre varias partes, y aunque se espera que todo regrese a la normalidad el próximo Gran Premio, hasta que se llegue a escena, no habrá forma de saberlo.

    De hecho, la prensa británica en voz del Daily Mail, asegura que el máximo responsable de Sky Sports, Billy McGinty, viajará hasta Milton Keynes, sede de Red Bull Racing, para tratar de enterrar el hacha de guerra con Red Bull. Quizás la estructura, la cual existe para promocionarse, sea fácil de convencer. Lo de Max Verstappen sí podría ser más problemático.

    Fuente: www.caranddriver.com