Carlos Sainz y la Scuderia Ferrari no han tenido el desempeño más brillante en 2022, tras un fulgurante comienzo de temporada con poles, victorias, dobletes, y muchos podios; los de rojo fueron cayendo en las zarpas de Red Bull, que pasó a mostrarse mucho más eficiente que los italianos en todos los sentidos, hasta llegar a las pasmosas diferencias de final de temporada.

    En medio de la posibilidad de que Mattia Binotto sea cesado o dimita por voluntad propia como team principal del equipo ‘rosso’, Carlos Sainz ha expresado tímidamente su postura al respecto de la situación de su todavía jefe.

    En medio de un largo camino

    No voy a entrar en lo que prefiero [o lo que] no prefiero”, introduce Carlos, en palabras para Sky Sports F1, que a pesar de mantener las distancias con este fangoso asunto, no puede evitar conceder algunas palabras:

    Solo sé que, por experiencia, Roma no se construyó en un día, y debes tener en cuenta de dónde venimos”, apunta el ‘55’, mencionando la progresión de Ferrari que desde 2020 ha experimentado un retorno en toda regla al pasar de la sexta posición en el mundial de constructores, al subcampeonato de marcas en 2022.

    Si ves el progreso que hemos hecho como equipo en estas dos últimas temporadas, es enorme y el equipo está funcionando bien”, enfatiza Sainz sobre la milagrosa recuperación, la cual sin embargo no borra las malas actuaciones del equipo esta temporada, y que podrían ser motor de cambios en la cúpula directiva de la Scuderia.

    Defensa externa, autocrítica interna

    Continuando con estas palabras de las que puede extraerse una defensa a la figura de Mattia Binotto como director del equipo italiano, Sainz ha remarcado que en Maranello son muy conscientes de los errores que les han lastrado en 2022: “Somos muy [autocríticos a puerta cerrada]. Probablemente hacia el público, estamos protegiendo a cada individuo del equipo y estamos teniendo esta famosa cultura de no culpar, en la que queremos, obviamente, proteger a todos”, agrega el piloto madrileño defendiendo la unidad del equipo en tanto que miembro de Ferrari.

    Creo que estamos haciendo un gran trabajo en eso, pero es cierto que hemos cometido muchos errores este año y que queremos ser un mejor equipo. Pero como dije, no viene de uno año a otro y tenemos que seguir mejorando” dispone igualmente Carlos, sabedor de que la situación actual no puede repetirse en 2023.

    Creo que la segunda mitad de la temporada, hemos sido un poco mejores en todo. Simplemente no nos desarrollamos lo suficiente”, dispone en última instancia Carlos Sainz.

    Binotto, el primer valedor de Carlos

    A propósito de la delgada línea sobre la que camina Mattia Binotto, no es menos importante destacar que fue el ingeniero suizo el principal precursor de la idea de traer a Carlos Sainz a la Scuderia, tras su fulgurante temporada 2019 en McLaren. Desde entonces, la incorporación del ‘55’ al equipo rojo funcionó bien en su temporada de estreno, algo que sin embargo Sainz no ha sido capaz de replicar del todo en 2022, donde Leclerc ha estado un paso por encima en el global de la temporada. En consecuencia, ante una hipotética salida de Binotto, Carlos podría verse realmente forzado a andar con pies de plomo y a dar un paso adelante en 2023, tal como espera y promete el propio piloto.

    Fuente: www.caranddriver.com