Max Verstappen y Sergio Pérez han tenido una temporada de lo más gloriosa de la mano de un equipo Red Bull que ha trabajado a la perfección para brindar a ambos pilotos una maquinaria extremadamente eficiente con la que han cosechado los dos campeonatos del mundo en 2022, además del tercer puesto de Pérez en el campeonato de pilotos, y 17 de las 22 victorias de la temporada.

    Sin embargo a escasos días del final de la temporada en el desenlace del GP de Sao Paulo, se vivió un innecesario momento de confrontación en el equipo que peleaba por facilitar el subcampeonato a Checo Pérez, cuando Verstappen se negó categóricamente por radio a ceder su sexta posición a Sergio para que este partiese con ventaja sobre Leclerc en el GP de Abu Dhabi.

    Ahora, con las aguas calmadas, el campeonato decidido y Sergio Pérez finalmente tercero en la general por detrás de Charles Leclerc, Max Verstappen vuelve sobre lo sucedido en Interlagos, defendiendo su posición y sus motivaciones.

    No se retracta

    Y es que a pesar el aluvión mediático que se ha dispuesto en su contra y de cómo acabó resolviéndose el subcampeonato del mundo, Max Verstappen no da muestras de arrepentimiento: “No se trata de pedir perdón”, declara el piloto holandés, que se mantiene firme pese a las criticas tanto externas como las de dentro de su propio equipo –aunque estas últimas muy tímidas y discretas–.

    En consecuencia, Verstappen continúa sosteniendo su postura en base a un acontecimiento de esta temporada en el que parece, se recrudeció la relación con Pérez: “Se trata más de lo que sucedió este año. Algo pasó”, comenta el bicampeón de 25 años, insistiendo en algún feo gesto por parte de su compañero, el cual se estipula que pudo ser la intencionalidad del accidente de Checo durante la clasificación en Mónaco, que sentó las bases de su posterior victoria en las calles del Principado.

    Cuestión de comunicación

    Manteniendo la línea defendida por Red Bull una semana después de lo sucedido en Abu Dhabi, Verstappen ha señalado a una mejor comunicación como remedio a lo que generó su malestar con el mexicano, y la posterior erupción en Brasil: “No nos comunicamos lo suficientemente bien entre nosotros y con el equipo. Di mi postura en México al respecto”, agrega el neerlandés, concediendo detalles algo inconexos sobre la situación problemática que nunca llegó a solventarse adecuadamente entre el ‘1’ y el ’11’.

    Deberíamos haberlo solucionado mucho antes, entonces no habríamos tenido ese problema en Brasil. Al igual que una relación, la comunicación es clave. Siempre dices que la comunicación es clave en una relación, y esto es como una relación” reflexiona un poco autocrítico Max Verstappen, apoyándose en factores externos para justificar un modo de proceder poco decoroso, pero que de todas formas no hubiese servido para evitar el subcampeonato de Charles Leclerc.

    Fuente: www.caranddriver.com