El techo presupuestario para los equipos de f1 ha sido una de las reglamentaciones más llamativas de la nueva era de la F1, la cual se introdujo por primera vez para la temporada 2021, con vistas a poder regular la cantidad de dinero que las grandes potencias invertían anualmente, y por tanto, el margen de mejora y evolución de monoplaza que estas escuderías tenían frente a las últimas de la parrilla.

    Sin embargo, tras dos temporadas con los gastos máximos limitados, primero a 145 millones de dólares y posteriormente a 140 –con algunos variables–, las diferencias entre los primeros clasificados en comparación con los equipos de la zona media y baja siguen siendo vertiginosas, lo que ha llevado a rebajar el entusiasmo por una supuesta igualdad y un aumento del espectáculo que aún tendrán que esperar unos años más según analiza ahora el CEO de McLaren, Zak Brown.

    Tardará… pero llegará

    De esta forma, para el empresario al frente de McLaren y firme defensor del reglamento económico en F1, las nuevas reglas acabarán siendo efectivas tal como se prometió en el momento de su aplicación, tan solo requiere de tiempo: “Creo que[veremos que la brecha se cierra] probablemente otros dos años. Aunque ahora todos tengamos el mismo dinero en términos de gasto”, comparte el magnate estadounidense, quien procede a justificar que la ansiada igualdad no sea una realidad a estas alturas, a pesar de que al igual que Red Bull o Ferrari, McLaren también haya alcanzado el límite permitido en lo que a inversión económica se refiere:

    Algunos equipos tienen infraestructuras más grandes, todavía estamos esperando nuestro túnel de viento que se hará aquí en breve y un nuevo simulador”, compone Brown, haciendo referencia a las mejores instalaciones de ciertas fábricas, donde durante años se ha gozado de un presupuesto mayor.

    Ponerse al día

    En consecuencia el líder de McLaren considera que ellos, al igual que otros equipos de la zona media, tardarán un tiempo en poder balancear ese presupuesto igualado, que con el paso de las temporadas debería de equilibrar el nivel de desarrollo y la capacidad para evolucionar el monoplaza entre las distintas marcas: “Entonces, aunque todos están en igualdad de condiciones, o la mayoría de los equipos desde el punto de vista del gasto anual, algunos equipos han llegado con una mejor infraestructura tecnológica por lo que nos estamos poniendo al día”, promete Brown.

    Sobre Zak Brown y el techo presupuestario, hay que recordar que el estadounidense ha sido un férreo defensor de esta normativa, y de la filosofía que propugna, tanto así que al conocerse la infracción de Red Bull en 2021, escribió una carta pidiendo medidas ejemplares, gesto que fue reprochado por el mismo Christian Horner.

    Fuente: www.caranddriver.com