Tras la mejoría del equipo Mercedes durante la temporada 2022 de Fórmula 1, Nico Rosberg detalla las razones por las que cree que los de Brackley aún no dominarán en 2023, sobre todo en la primera mitad del año.

    Las dificultades de Mercedes en 2022

    Tras los ocho años de dominio que las flechas plateadas interpusieron en la Fórmula 1 desde la llegada de la era hibrida, el comienzo del nuevo reglamento en 2022 no fue de la mejor manera para Mercedes. Los de Brackley habían pasado de dominar a estar terminando a un minuto de distancia de Red Bull y Ferrari a comienzos de temporada.

    El W13 no tuvo los resultados esperados, y trajo a Mercedes más problemas de lo previsto que les lastraron, sobre todo en la primera mitad de temporada. Poco a poco esos problemas fueron solucionándose, alcanzando en ritmo a Ferrari y siendo capaces de lograr una victoria en la temporada.

    “Su coche tuvo que hacer frente a mucha más resistencia al avance que el Red Bull o el Ferrari. Como resultado, eso ha provocado que no fuesen tan rápido en las rectas. Es algo de lo que han adolecido todo el año, ha comentado Rosberg en Sky Sports.

    Creo que el drag es la última pieza del rompecabezas que Mercedes aún necesita colocar para tener más posibilidades de lograr victorias y ganar el campeonato, ha añadido Nico.

    Mercedes no dominará aún en 2023

    Sin embargo, Rosberg cree que el buen progreso de Mercedes a final de este año no significará que en 2023, en especial a comienzos de temporada, vayan a estar peleando, ya que perdieron mucho tiempo en 2022 del desarrollo del próximo monoplaza por solucionar sus problemas.

    Creo que Mercedes estará un poco por detrás al principio, sobre todo en la primera parte de la temporada. Obviamente perdieron en 2022 bastante tiempo buscando soluciones, mientras que otros equipos pudieron desarrollar los coches, ha declarado el campeón del mundo de la Fórmula 1 de 2016.

    “En cierto modo, la situación de la temporada pasada también les quitó algo de presión. Mercedes aceptó que ya no era el mejor ni el más rápido. No están al frente y siendo perseguidos, en realidad ahora son ellos los que están detrás y atacando a los de delante. Son profesionales y están increíblemente motivados para luchar. Mentalmente, este equipo es inmensamente fuerte”, ha dicho para concluir Nico Rosberg.

    Fuente: www.caranddriver.com