A la temporada 2022 de George Russell se le pueden poner pocos ‘peros’, después de que el piloto recién llegado al equipo alemán haya cosechado una gran cantidad de puntos, servida de varios podios, una gran regularidad e incluso una victoria en el GP de Sao Paulo, lo que le ha servido para derrotar a nada menos que Lewis Hamilton en el duelo entre compañeros de equipo, en su primera temporada junto a la super estrella.

    Sin embargo, a pesar del buen estado de forma exhibido, Russell detecta problemas en su aproximación a la exigente temporada, según reconoce al medio The Race, como fruto de una política nunca antes vista en su carrera deportiva.

    No tanta presión como tiempo perdido

    Y es que para George, el salto de Williams a Mercedes también ha conllevado el engrosamiento de una agenda plagada de eventos y compromisos lejos del gimnasio, el simulador o las pistas: “No diría necesariamente ‘presiones’ de las cosas fuera de la pista, pero sí consumo de tiempo de las cosas fuera de pista”, introduce el ‘63’, sobre otra de las consecuencias de formar parte de un equipo de cabeza y que han influido en su temporada:

    Cada día de marketing, es un día menos en el gimnasio, entrenando o descansando y recuperándose para estar en un mejor lugar para la próxima carrera”, establece el joven inglés, quien de cara a la temporada más larga de la historia del campeonato no ha podido dedicar para sí tantos días como hubiese deseado.

    Eso definitivamente me ha pasado factura”, asegura George Russell, cuya dedicación al entrenamiento y al gimnasio es por todos conocida en el Paddock y que ahora sabe que tendrá que reenfocar de cara a 2023, con un calendario todavía más largo:

    Necesito entender y averiguar cómo voy a lidiar mejor con todo esto porque seguro, a veces este año, no lo he manejado tan bien”, comparte el piloto de Mercedes, una vez aprendida la lección sobre la política de su nuevo equipo.

    En torno a dos meses de eventos

    Así, Russell hace recuento sobre todas las actividades extradeportivas que ha realizado para Mercedes en 2022, concluyendo que en total han sido alrededor de 60 días dedicado a otros compromisos: “Eso son dos meses”, sostiene el de King’s Lynn.

    Y está lejos de la pista. Estos son vuelos, noches de hotel, por mi cuenta, es solo parte de ser piloto de Mercedes, pero definitivamente es un shock para el sistema”, continúa el vencedor del GP de Sao Paulo, recordando como notó esa falta de preparación en aquellas vueltas finales en Interlagos:

    Esas últimas 15 vueltas [en Brasil], la presión, la intensidad de la carrera, fue mental y físicamente agotador”, asegura George, quien da más detalles sobre cómo vivió este agotamiento desde el cockpit:

    Estás jadeando. Me encantaría saber cómo fue mi ritmo cardíaco, pero estoy seguro de que estuvo muy por encima de 180 durante los últimos 15/20 minutos, sin parar, es como si estuvieras corriendo”, recuerda Russell sobre la inmensa presión con la que lidió en aquel momento culminante y cómo la falta de preparación hizo estragos.

    En consecuencia de esta experiencia y de lo vivido a lo largo de 2022, Russell concluye: “Entonces, hay momentos como ese en los que desearías haber hecho un poco más en el gimnasio y estar un poco más en forma. Pero no importa qué tan en forma estés, siempre va a ser difícil”, dispone el joven piloto británico para finalizar.

    Fuente: www.caranddriver.com