Checo Pérez ha completado una de sus temporadas más completas en 2022, el mexicano ha podido al fin conjugar el tener un monoplaza competitivo en uno de los equipos de cabeza y rendir a un nivel al que le hemos visto muchas veces pero con coches inferiores. Así, el de Guadalajara ha logrado este año una gran ristra de podios, dos victorias y un tercer puesto en el campeonato de pilotos, que aunque pueda saber a poco, es el mejor resultado del mexicano en una temporada.

    Sin embargo, el domino de Max Verstappen hacen difícil imaginar un panorama más favorecedor para Pérez en su búsqueda del título mundial, tanto así que desde la propia Red Bull no ocultan su orientación hacia el holandés, tal como ha evidenciado recientemente Helmut Marko, quien no ve en Checo al piloto capaz de desafiar a su compañero de equipo.

    Categorías inamovibles en Red Bull

    Y es que para el asesor y expiloto austriaco, la labor de Sergio Pérez en el equipo llega hasta donde lo ha hecho en 2022: “Checo ciertamente puede ganar una carrera o dos”, comenta la mano derecha de Christian Horner, que no ve en el mexicano de 32 años a un nuevo campeón en 2023: “Pero por el momento no veo que pueda desafiar a Max durante toda una temporada”, ratifica el experimentado miembro del Paddock, en su predisposición a mantener el status quo visto en 2022, si bien este podría haber tomado otros tintes de no haber orientado el desarrollo del RB18 en torno a las necesidades de Max, quien por otro lado ha rendido a un nivel superlativo esta temporada.

    En general, no veo que nadie pueda hacer esto actualmente [luchar contra Verstappen]”, valora Marko, exculpando a Pérez en su labor como compañero de equipo de un piloto llamado a ser de los grandes talentos de la historia, y que ahora mismo se encuentra en un estado de forma colosal.

    No existe la temporada perfecta

    Paralelamente, para Marko después de un 2022 a la altura de sus mejores temporadas de la era Vettel, siguen existiendo alicientes y ansias de perfección ante las pequeñas fisuras de la temporada: “Queremos ser igualmente dominantes en 2023, e incluso si es muy difícil, siempre hay margen de mejora”, comparte Helmut Marko.

    Mejoras en términos de fiabilidad, en las tres primeras carreras nos retiramos tres veces por defectos técnicos”, recuerda el mandatario, que ciertamente después de aquel mal comienzo no han sufrido grandes contratiempos por averías.

    Aunque tuvimos una temporada excepcional, no todo fue perfecto”, asegura el asesor haciendo gala de la filosofía más perfeccionista del equipo campeón del mundo en 2022, pensando sobre todo en el futuro: “Todavía necesitamos un día perfecto para vencer a Mercedes y Ferrari”, dice Helmut Marko para finalizar.

    Fuente: www.caranddriver.com