El equipo McLaren ha hecho oficial la salida de la escudería de Andreas Seidl, quien ha ejercido como team principal de Woking desde 2019, y sobre el que en las últimas horas se venía rumoreando su salida rumbo a Sauber, para cubrir la vacante de Vasseur, quien ya es el nuevo jefe de equipo de Ferrari.

    Este repentino cambio de Andreas Seidl, a priori carente de sentido, al poner rumbo a un equipo inferior respecto a McLaren, se entiende a través de la futura asociación de Audi con la escudería suiza, la cual se hará totalmente efectiva en 2026 con la nueva regulación de motores pero que ya ha comenzado, en una ambiciosa incursión con la que la marca de los aros pretende conquistar la F1, poniendo a un alemán con experiencia y valía al cargo de su proyecto.

    De este modo, en McLaren se cubren las espaldas ascendiendo al escalafón más alto a una de sus piezas más relevantes como lo es Andrea Stella, que llegó al equipo en 2015 proveniente de Ferrari junto a Fernando Alonso, y que hasta el momento ejercía de director ejecutivo de carrera.

    Con la confianza de Brown

    De este modo, el CEO de McLaren, Zak Brown, ha compartido su despedida por la marcha de Seidl como de jefe de equipo de cara a 2023: “Realmente disfruté trabajar con Andreas. Ha brindado un gran liderazgo al equipo y ha desempeñado un papel importante en nuestro plan de recuperación del rendimiento de F1 y en el viaje continuo para regresar al frente de la parrilla. Le agradezco la transparencia durante todo el proceso que nos dio tiempo para planificar en consecuencia”, establece el magnate americano, sobre una persona de confianza con la que trabajó codo con codo para volver a un lugar más propio de McLaren.

    Por su parte Andrea Stella, ha querido transmitir su entusiasmo y seguridad de cara a este importante paso en su trayectoria y para su equipo: “Me siento privilegiado de asumir el papel de director del equipo como la siguiente etapa de ser parte del equipo McLaren F1. Estoy agradecido con Zak y los accionistas por su confianza en mí y con todos mis colegas y aquellos que me han apoyado a lo largo de mi carrera en la F1. Somos realistas acerca de la cantidad de trabajo que tenemos por delante para volver a subir en la parrilla, pero estoy emocionado y animado de estar en este viaje junto con un equipo lleno de talento, experiencia, espíritu de carrera y dedicación. Espero trabajar de cerca con cada uno de ellos, Lando y Oscar, para lograr juntos un gran éxito y disfrutar el viaje”, dispone el ingeniero italiano.

    Despedida de Seidl

    Por su parte, Andreas Seidl ha querido agradecer a Brown y el equipo su colaboración y confianza en estos años en los que han reflotado la emblemática marca, con varios podios y una victoria: “Me uní a McLaren en 2019 y disfruté mucho trabajar con Zak y el equipo. Hemos logrado algunos buenos resultados, y siempre tendré buenos recuerdos, con Monza como un punto culminante personal y profesional. El equipo está en una gran trayectoria y me gustaría agradecer a todos por su apoyo, confianza y compromiso. Gracias a Zak ya los accionistas por comprender mi decisión personal de pasar a otro desafío. Le deseo a Andrea y al equipo todo lo mejor para el futuro”, sentenció a modo de despedida Andreas Seidl.

    Fuente: www.caranddriver.com