El equipo Haas puede hacer un balance positivo a grandes rasgos de lo que ha sido 2022, después de una temporada 2021 que supuso el fracaso más absoluto para una escudería que venía desinflándose desde hacía ya varios años, en 2022, y gracias al cambio de era comenzaron con buen pie su andadura, al igual que todos los equipos de la ‘familia Ferrari’, aunque a final de temporada no hayan mantenido el mismo músculo que a comienzos.

    En esta mejoría de rendimiento, no ha sido menos importante la contribución de Kevin Magnussen, piloto que salió defenestrado del mismo Haas tras 2020, y que fue el elegido de última hora para regresar de cara a 2022, en sustitución del ruso Nikita Mazepin, tras el inicio de la invasión de Ucrania.

    Ahora, el jefe del equipo analiza qué motivos le llevaron a llamar primero a Kevin frente a Romain Grosjean, pilotos que compartieron equipo en Haas entre 2017 y 2020, cuando fueron rechazados simultáneamente.

    Magnussen andaba perdido

    De este modo, y tal como el propio Günther Steiner reconoce, la situación de ‘volver’ para Grosjean podría haber sido menos interesante: “Sabía que acababa de firmar un contrato. Romain quería cambiar su vida. Lo conocí muy bien durante los últimos años, quería cambio, se llevó a toda su familia a Estados Unidos, tenía un plan de vida”, repasa el jefe de equipo en referencia al éxito de Romain en Indycar, quien además se despidió de la F1 con un terrible accidente en el circuito de Bahréin.

    En contraposición, Kevin Magnussen deambulaba por diversas competiciones, en un estado muy diferente del que gozaba Grosjean: “Kevin es Kevin: sabía que no tenía un proyecto real. Estaba disfrutando de la vida. Romain tenía su proyecto y tenía este contrato de varios años con Andretti, del cual estaba muy orgulloso. Habría sido difícil, respeto el hecho de que él tiene tres hijos, su esposa”, prosigue el mandamás, comparando el modo en que sus expilotos habían reenfocado sus vidas tras abandonar la F1.

    Con Kevin, es mucho más fácil, ¡él es más como yo!”, resume Günther Steiner, cuyo carácter guarda bastantes similitudes con el del piloto danés, motivo por el cual se han vivido tensos encontronazos entre ambos, que han puesto en duda en reiteradas ocasiones tanto la capacidad de liderazgo de Steiner, como la templanza al volante de Magnussen.

    Acierto total

    Sin embargo, la decisión de recurrir a lo conocido y repescar a Kevin Magnussen, ha sido todo un acierto para el equipo propiedad de Gene Haas en este 2022, cosechando la mayoría de los puntos de la escudería que finalmente ha acabado octava en el campeonato de constructores, que además se lleva el simbólico detalle de haber logrado su primera pole en F1 para equipo y piloto.

    Esta consistencia de Magnussen, que se ha hecho palpable en 2022, también justifica en palabras de Steiner su prioridad sobre Grosjean: “Romain, todos sabemos que es un muy buen piloto en un buen día, ¡pero puede ser muy malo en un mal día! Creo que ese es su carácter”, comenta humorísticamente el jefe de equipo, dando pistas sobre su falta de confianza en el piloto francés: “¿Cómo hizo eso?’ Es lo mismo, para bien o para mal. Es típico de él, ¡es Grosjean!”, finaliza Steiner sobre las dos caras de un piloto con quien prefirió no volver a arriesgarse para 2022.

    Fuente: www.caranddriver.com