Daniel Ricciardo regresará al equipo Red Bull el próximo año para ser piloto reserva de los de Milton Keynes. El australiano comenta que tiene curiosidad por probarse en el simulador y ver cuánto ha cambiado, además de confirmar que, si tiene la oportunidad, hará test con coches antiguos.

    Ricciardo quiere probarse a sí mismo

    Tras unos malos años en McLaren y quedarse sin asiento en Fórmula 1, Daniel Ricciardo regresa como tercer piloto al equipo Red Bull para el próximo año. Allí, Ricciardo ha pasado la mayor parte de su carrera, por lo que conoce muy bien la fábrica.

    Y uno de los aspectos que más curiosidad tiene con su llegada al equipo es el simulador, pues ahí podrá probarse si verdaderamente ha empeorado o, en realidad, sigue estando a un gran nivel.

    “Volviendo al equipo Red Bull, creo que hay un claro elemento en el que tengo mucha curiosidad y se trata en probar el simulador y ver como lo hago, incluso para mí mismo, declaró Ricciardo en el podcast Beyond The Grid.

    “Es un coche que, claramente, ha cambiado mucho en los últimos cuatro años, pero es un coche el cual conozco muy bien y, obviamente, tuve mucho éxito con él. Así que tengo curiosidad por ver si me recuerda todo y me hace pensar: ‘Ah, sí. Este soy yo’”, continuó Daniel.

    Dispuesto a probar coches antiguos para test

    Por otro lado, una oportunidad que tendrá Ricciardo este año será la de probar monoplazas antiguos, el de 2021 será el más reciente disponible, de cara a unos test privados con Red Bull.

    El australiano confirma que está dispuesto a realizar dichos test, pese a que no sea una persona muy afín a ellos, para así probarse y seguir estando en forma con las fuerzas G.

    “Si tengo la oportunidad, claramente diría que sí. Para sentir el coche, pero, sobre todo, para mantenerme en forma. No soy un piloto que se preste a hacer muchos test, los test no son algo que me exciten, siendo transparente contigo. Pero sé que eso sería bueno para mí, especialmente al no conducir en 2023”, confirmó el australiano.

    “Por supuesto, incluso si entreno todos los días, lo cual no haré pero si lo hiciera, no estoy conduciendo un coche de F1 así que tu cuerpo no experimenta estas fuerzas G. Así que, aunque sea para mantener mi cuerpo un poco a tono, diría que sí a las oportunidades de test, declaró para acabar el tercer piloto de Red Bull.

    Fuente: www.caranddriver.com