Toto Wolff hace balance de lo que ha sido este 2022 para el equipo Mercedes y no se corta al decir que su equipo y él fallaron este año. Además, detalla cuál fue el peor momento para ellos en esta temporada.

    Mercedes falló con el cambio de reglamento

    Para la temporada 2022, la Fórmula 1 introdujo un cambio de reglamento masivo con el que se esperaba conseguir mejores batallas en pista y mayor igualdad. Los coches cambiaron por completo, y los equipos tuvieron que desarrollar desde cero.

    Mercedes, que venía de haber dominado toda la generación anterior de monoplazas, se encontró ante un 2022 con muchos problemas y dificultades. Pese a haber podido ir mejorando y recuperando terreno, Toto Wolff, jefe del equipo Mercedes, admite que desde Brackley se equivocaron.

    “Ganamos el campeonato de constructores en diciembre y en marzo estábamos en tierra de nadie. Subestimamos el desafío de rodar con el coche tan bajo y los rivales han hecho un mejor trabajo, han estado más centrados en algunas áreas en particular. Nadie tiene miedo a decir que no lo hemos hecho bien, hemos fallado y otros han acertado, ha dicho Wolff en el podcast oficial de la Fórmula 1.

    “Creo que a veces tienes que equivocarte y fallar para prosperar. En ningún deporte se ha visto ganar todos los años de su historia al mismo equipo o persona. El aprendizaje ha sido duro, hablar de ello es una cosa, pero ver la recuperación semana a semana te pone a prueba. Hemos tenido momentos de presión y quizá haya presionado en exceso al grupo”, ha continuado Toto.

    El peor momento de Mercedes este año

    Las flechas plateadas han tenido muchas dificultades este año, y dependiendo del circuito han sufrido más o menos. Sin embargo, Wolff destaca una época en especial que fue la más dura, tratándose de toda la primera mitad de la temporada donde no sabían dónde se encontraban los problemas del W13.

    El momento más duro fue cuando no sabíamos arreglar los defectos del coche. No sabíamos si se trataba del ‘porpoising’ o de las suspensiones. Acabamos la primera mitad del año con buenas carreras en julio, pero después del parón de verano llegamos a Spa y estábamos muy lejos, como en Monza. Fueron momentos difíciles de gestionar, pues esperábamos estar arriba y acabamos en la zona media”, ha concluido el de Mercedes.

    Finalmente, los de Brackley fueron capaces de, poco a poco, ir encontrando soluciones a sus problemas e ir mejorando su rendimiento, terminando la temporada terceros y llegando a pelear por el subcampeonato con Ferrari.

    Fuente: www.caranddriver.com