Kubica Valencia 2017

Robert Kubica está de vuelta en la cabina de un coche de Fórmula 1 por primera vez en seis años.

El polaco realizó ayer, martes, 6 de junio de 2017, unos entrenamientos privados con el equipo Renault Sport de Fórmula Uno en el circuito de Valencia.

Durante todo el día, Robert cubrió un total de 115 vueltas en un monoplaza motor Renault E20 V8, de 2012 con diversas configuraciones de carga de combustible.

Robert no había rodado en un F1 desde la prueba previa a la temporada de Fórmula 1 de 2011. Fue al volante de un Renault R31 en el mismo circuito en Valencia en febrero de 2011. Robert resultó gravemente herido en un accidente en un rally poco antes del inicio de la temporada de F1. Desde entonces había intentado varias disciplinas y había probado varios tipos de coches de carreras, incluyendo algún monoplaza.

ROBERT KUBICA:

“Me gustaría dar las gracias a los que hicieron posible este momento, espero que haya sido una buena experiencia para todos y ¡puede haber haber traído algunos recuerdos para mucha gente! Fue un día muy importante para mí desde el punto de vista emocional. Me alejé de esto durante mucho tiempo y he experimentado momentos difíciles. Tengo sentimientos encontrados: estoy orgulloso de lo que hice hoy, pero me recuerda también lo que he pasado. No sé lo que traerá el futuro, pero sé que después de más de un año de preparación para ese momento, pude pilotar con un buen ritmo y en condiciones difíciles. No fue evidente igual que hace seis años, pero sabía que podía hacerlo y puedo estar satisfecho. Renault fue el primer fabricante en ponerme a prueba en 2005 y disfruté mucho de esta nueva oportunidad. “

ALAN PERMANE director deportivo:

“Fue un buen momento ver a Robert al volante de un Fórmula 1. El día fue muy bien. Tratamos de condensar un fin de semana del Gran Premio en un día, lo que era muy interesante para él. Robert ha cambiado un poco, se ablandó un poco y además insiste mucho cuando tiene una pregunta acerca de la configuración y los pequeños detalles de su coche. ¡Pero con sus comentarios y nuestro apoyo técnico nos ha hecho rejuvenecer unos años! No era obvio para él volver a la F1 después de seis años y ha hecho un gra trabajo. Fue un gran evento para Robert. Su colaboración con Renault fue interrumpida bruscamente cuando tenía un futuro brillante. El equipo estaba en Valencia con Sergey Sirotkin así que era la oportunidad perfecta para ofrecer a Robert un día en el coche y contribuir así en su camino hacia la recuperación. “