El piloto de Ferrari, Sebastian Vettel, ha ganado la pole del Gran Premio de Hungría, después de una sesión de calificación que se llevó a cabo de principio a fin con el neumático Superblando que es alrededor de 0,8 segundos más rápido por vuelta que el neumático Blando.

Los tiempos por vuelta continuaron mejorando, con la vuelta más rápida jamás registrada en Hungaroring ya establecida en el FP3, y dos pilotos ­­­pilotos, Vettel y Hamilton, que ya bajaron a 1m16s a finales de la Q2.

Y finalmente la pole de Vettel de 1m16.276s es casi 3.7 segundos más rápida que la del año pasado.

Teniendo en cuenta que la pista húngara tiene una longitud de 4.381 metros (Hungaroring es una pista corta) ésto equivale a la mayor mejora de tiempo vista hasta ahora en comparación con 2016 en términos de segundos por kilómetro de la temporada.

La estrategia más probable mañana es de una o dos paradas en boxes para las 70 vueltas del GP, con la degradación desempeñando un papel importante.

Las temperaturas de la pista de hoy alcanzaron un máximo de 57 grados centígrados y para mañana se espera un clima similar.

MARIO ISOLA: “Lo más notable de hoy fue el margen por el cual el tiempo de la pole del año pasado fue rebajado y además con los seis primeros tiempos de vuelta por debajo de 1m17s. Tuvimos más de 50 grados de temperatura en la pista, lo que abre la posibilidad de una o dos paradas en boxes mañana dependiendo de las tasas de degradación, que serán evaluadas durante la carrera “.

Los diez pilotos que pasaron a Q3 lo hicieron con Superblandos así que mañana tomarán la salida con las ruedas con la marca roja.

El mejor tiempo de cada compuesto es el de Vettel con Superblandos en la pole de 1m16.276s, el de Hamilton con Blandos de 1m18.739s y el de Sainz con Medios de 1m22.742s.

Respecto a los stints más largos con Superblandos Sainz dio 25 vueltas, con Blandos Ocon rodó 22 con el mismo juego y con Medios Sainz 7.
[fuente; PirelliF1]

Tiempos de las Qs de Hungría