El Gran Premio de Gran Bretaña es uno de los dos únicos Grandes Premios presentes siempre en el calendario del mundial desde el principio. La multitud que satura las instalaciones hace que la carrera destaque, sobre todo para los equipos que lo consideran su circuito “natal”.

A pesar de haberse disputado ya 10 carreras, el reto que propone Silverstone de nuevo cambia lo que se ha visto hasta ahora en la temporada. Hay otros circuitos que cuentan con tramos de alta velocidad y rápidos cambios de dirección como los que caracterizan a Silverstone, pero están en el calendario después de las vacaciones de verano. El Gran Premio de Gran Bretaña, por lo tanto, es un excelente indicador para ver cuáles serán los resultados de la segunda mitad de la temporada.

Silverstone pone a prueba el rendimiento aerodinámico de los chasis, sobre todo en la zona que ahora es la parte trasera del circuito en la curva Copse y en la sección Maggots-Becketts-Chapel, en una serie de curvas a más de 300 km/h con cierto nivel de incertidumbre porque o bien son ciegas o entrañan alguna otra dificultad. La nueva sección presentada en 2010 todavía provoca división de opiniones, pero la elección de las líneas en las horquillas aporta un toque especial al trazado de Silverstone.

Tradicionalmente el circuito es agresivo con los neumáticos, como resultado de la carga lateral que se provoca en las zonas de alta velocidad. Sin embargo, no es tan exigente con los frenos (quizás incluso lo sea demasiado poco) ya que, al contrario que en Montreal, la amplia distancia entre frenadas hace que los pilotos incluso tengan dificultades para calentar los frenos. En los tiempos recientes ésto también reduce la utilidad del MGU-K.

Silverstone y la Fórmula 1 van de la mano. El antiguo aeródromo albergó su primer gran premio de un Mundial en 1950 y ha sido una sede fija en el calendario de la F1 desde entonces. Se ha cambiado su perfil varias veces pero no ha perdido su carácter de alta velocidad; las curvas rápidas exigen el mismo respeto hoy que hace 67 años.

Silverstone es uno de los pocos circuitos en los que los coches de F1 lo pueden dar todo: la pole del año pasado se marcó con una velocidad media de 237,521km/h y se espera que los tiempos por vuelta en 2017 sean más rápidos.

El Gran Premio de Gran Bretaña ha tenido tres hogares distintos: Silverstone, Aintree y Brands Hatch y el GP de Europa tuvo lugar en Donington Park en 1993.

Ha habido muchos momentos locos, pero pocos más que en 1973. Los coches realizaron una salida limpia pero se desató el caos al final de la primera vuelta. Jody Scheckter se chocó contra el muro y se llevó por delante a siete coches, con lo que se tuvo que parar la carrera. Increíblemente, nadie resultó herido de gravedad y Peter Revson de McLaren acabó ganando la carrera.

La afición de Silverstone es respetada por su pasión y conocimiento del deporte. Las ráfagas de olor a comida de barbacoa que llegan desde las gradas también son parte de la experiencia.

McLaren guarda un grato recuerdo de 1977; una carrera ganada por James Hunt desde la pole. Su compañero de equipo, Jochen Mass, acabó cuarto y Gilles Villeneuve, que debutaba en el tercer coche de McLaren, llegó 11º. El franco-canadiense rindió a un nivel espectacular e incluso le sacó 0,2s a Mass en la clasificación.

Silverstone es uno de los circuitos más ajetreados del mundo. Además de la F1, alberga muchas más categorías, como la WEC y MotoGP y una gran cantidad de campeonatos nacionales. Es conocido como la casa del automovilismo británico.

Ha habido 11 campeones británicos del Gran Premio de Gran Bretaña: Stirling Moss, Peter Collins, Jim Clark, Jackie Stewart, James Hunt, John Watson, Nigel Mansell, Damon Hill, Johnny Herbert, David Coulthard y Lewis Hamilton.

Fernando Alonso comenta: “Silverstone es un circuito al que me gusta volver año tras año. Todo el mundo sabe que es un trazado para pilotos, con una historia increíble y un apoyo fantástico de los aficionados, con lo que es un fin de semana especial para todos los  piloto. Para un piloto de McLaren, es aún más especial, y el recibimiento que nos dan los aficionados británicos es siempre fantástico”.
“Disfruto mucho de los retos de este circuito, y un buen resultado ahí siempre es bien merecido porque es un trazado complicado y una carrera dura. Espero que tengamos más suerte en nuestra casa que la semana pasada en Austria, (fue un incidente desafortunado) y espero que nos podamos levantar y luchar duro como siempre. Veremos qué podemos hacer en la carrera”.
“Silverstone es un circuito de alta velocidad, pero también de mucho agarre, y estoy con ganas de ver cómo rinden los coches de este año en este trazado, sobre todo en las secciones más rápidas. A ver si podemos maximizar los puntos fuertes de nuestro coche en las curvas y luchar por el mejor resultado posible para el equipo. Es importante que evitemos cualquier incidente al inicio y que tengamos buena fiabilidad a lo largo del fin de semana para ir creciendo en cada sesión antes de la carrera”.

Datos  del  circuito

  • Nombre del Circuito: Silverstone
  • Primera Carrera: 1950
  • Ganadores; Lewis Hamilton 2016, 2015, 2014
  • Distancia; 52 X 5,891 km = 306,20 km
  • Pole 2016: Lewis Hamilton 1’29”287 Q3
  • Vuelta rápida en carrera: 1’33,401s (Webber 2013)
  • Récord absoluto de vuelta: 1’29”243 (Lewis Hamilton Q2 2016)
  • Distancia desde pole hasta la curva 1:   296,3 m
  • Longitud pit lane de velocidad limitada: 376,4 m
  • Drive-Through a 80 km/h: 16,9 segundos
  • Recta más larga: Recta Hangar, 780m, antes de la curva 15
  • Velocidad punta en carrera: 328 km/h, antes de la curva 15
  • Acelerador a fondo 70% distancia = 58% tiempo de la vuelta
  • Exigencia ERS: Media. La vuelta tiene tres fuertes frenadas para recuperar.
  • Consumo de combustible: Alto (2,4 kg/vuelta aprox.)
  • Cambios de marcha: 48 por vuelta
  • Adelantamientos SIN DRS 2016: 16
  • Adelantamientos CON DRS 2016: 10
  • Total de pit stops: 47
  • Estrategia ganadora 2016: 2 pits. Hamilton; Lluvia Extrema Nuevos – 7 Intermedios Nuevos – 17 Medios Nuevos
  • Neumáticos 2016: Blando, Medio y Duro
  • Neumáticos 2017: Superblando, Blando y Medio

Silverstone es un circuito de alta velocidad, y es aún más exigente este año por el reglamento nuevo. La carga aerodinámica extra generada por los coches de 2017 va a “hacer rectas” muchas de las curvas en las que antes había que levantar el pie del acelerador o tocar el freno, y los ingenieros tendrán que equilibrar las necesidades de tener agarre en las curvas y velocidad en línea recta.

La velocidad por Maggotts y Becketts será fascinante este año. Las simulaciones muestran que los pilotos no usarán los frenos por esta sección de alta velocidad, con lo que van a darlo todo. Van a tener que rozar la perfección con sus trazadas para mantener el impulso.

Los coches de este año dan tirones cuando aceleran, por lo tanto, la salida de la última curva (Club) puede ser complicada. Es un giro en tercera marcha que se va abriendo en la salida. Si los pilotos abusan del acelerador, se les escapará la trasera del coche.

Hay demasiadas rectas para rodar con la máxima carga aerodinámica, pero es importante que el coche rinda bien a baja velocidad también, sobre todo en las secciones de Club, Arena y Luffield, así que la configuración de carga aerodinámica óptima es la media.

El asfalto es antiguo y muy abrasivo por culpa de la carga aerodinámica generada por los coches a velocidades altas. Hace que los coches se peguen al suelo y así degradan mucho las gomas.
[fuente; McLarenF1 texto & Mercedes AMG F1 datos]

PIRELLI  MOTORSPORT

El Gran Premio de Gran Bretaña, que marca el punto medio de la temporada, contará con el P Zero Blanco Medio, P Zero Amarillo Blando, y el P Zero Rojo Superblando. Un cambio con la nominación del año pasado de Duro, Medio y Blando. Este cambio se hizo como resultado de la información obtenida en las carreras anteriores, y marca por primera vez el Superblando en el Gran Premio de Gran Bretaña.

Silverstone es bien conocido por su gran demanda de neumáticos, debida a una superficie bastante abrasiva y una gran cantidad de curvas de alta velocidad que ponen mucha energía a través de los neumáticos. Con la carrera en casa de tantos de los equipos, siempre hay un ambiente único en Silverstone gracias también a los apasionados y conocedores aficionados británicos a la F1.

  • Silverstone es sobre todo energía lateral, gracias a curvas de alta velocidad como Becketts.
  • Con la selección de neumáticos más blanda que nunca es probable que haya más de una parada en boxes.
  • El tiempo británico es notablemente variable: cualquier cosa puede ocurrir desde el sol hasta la lluvia.
  • La superficie abrasiva ofrece altos niveles de agarre, lo que desgasta aún más a los neumáticos.
  • Las rectas son generalmente cortas, por lo que los coches tienen niveles de carga aerodinámica razonablemente altos.
  • La pista se utiliza intensivamente durante el año, por lo que la superficie tiende a ser muy rápida.
  • Logísticamente, es una carrera fácil: la instalación de Didcot de Pirelli está a sólo 30 minutos.

MARIO ISOLA: “La decisión de traer neumáticos más blandos a Silverstone de lo que habíamos planeado originalmente fue tomada por Pirelli, pero con la aprobación de los pilotos, la FIA, los equipos y los promotores, que han apreciado lo que estamos tratando de hacer con esta nominación más agresiva. Ésto debería abrir posibilidades adicionales para diferentes estrategias y empujar a los equipos hacia una única parada en boxes, aunque obviamente tendremos una mejor idea de las tasas exactas de desgaste y degradación cuando estemos allí, especialmente con el Superblando que hace su debut en la carrera de Silverstone. Con Silverstone como una de las pistas más exigentes para los neumáticos de toda la temporada, será interesante ver cómo funciona allí uno de los neumáticos más blandos de la gama 2017. Mucho dependerá del clima: en el pasado, hemos visto una gama extremadamente amplia de condiciones y temperaturas”.
[fuente; Pirelli F1]

Brembo frenadas previo Gran Bretaña 2017 aquí

Renault infografía previo Gran Bretaña 2017 aquí

Mercedes previo GP Gran Bretaña 2017 aquí