Los pilotos a menudo describen el circuito de Hungaroring como un “Mónaco sin paredes” en lo que parece una descripción justa del estrecho y revirado circuito situado en las afueras de Budapest.

Construido a mediados de los 80 en una aventurada empresa de la Fórmula 1 por traspasar el telón de acero, Hungaroring y el Gran Premio de Hungría no han faltado a su cita con el campeonato desde 1986.

Aunque no es ninguna réplica de Mónaco, Hungaroring es un circuito en el que se necesita la máxima carga aerodinámica. Los equipos necesitan cargar mucho la parte delantera para contrarrestar el subviraje imperante, e igualmente tienen que ablandar el tarado de la suspensión para que los pilotos puedan subir a los pianos en la parte sección central de la vuelta.

El circuito tiene más curvas de las que tenía originalmente pero su carácter original permanece intacto. En la Fórmula 1, Hungaroring es como un circuito de karts a escala: un excelente reto para la clasificación pero a veces algo frustrante en una situación de carrera en la que las opciones de adelantamiento no abundan precisamente. Dicho eso, en los últimos años hemos visto conclusiones dramáticas. A pesar de que el DRS no resulta efectivo en Hungría, el circuito permite usar una amplia variedad de estrategias de neumáticos, lo que ha generado carreras tan tensas como entretenidas.

Fernando Alonso nos explica: “Sobre el papel, Hungaroring se presenta como una de nuestras mejores oportunidades de este año. El hecho de que sea un circuito corto y revirado, significa que no estamos tan supeditados a la potencia; los pilotos dependemos realmente del potencial del chasis para sacar lo mejor de la vuelta. Siempre me gusta volver a Budapest. Nos alojaremos en el centro con unas vistas estupendas al río, y realmente te sientes parte de la ciudad durante todo el fin de semana. Las temperaturas son altas y es un fin de semana que pone a prueba a los equipos y a los pilotos, sobre todo porque el parón veraniego está muy cerca y un buen resultado puede ser un gran impulso para todos de cara al periodo de descanso. Lo importante para nosotros, como siempre, es la fiabilidad. Incluso si nuestro coche puede funcionar mejor en Hungría, necesitamos tener un fin de semana sin problemas para aprovechar cada oportunidad de sumar puntos. Tomamos decisiones importantes en Silverstone en lo que a las penalizaciones de parrilla se refiere de cara a esta carrera y esperamos que hayan valido la pena para poder estar en la mejor posición posible para sumar puntos el fin de semana”.

El Gran Premio de Hungría ha sido un fijo en el calendario de la Fórmula 1 desde 1986. Como resultado, Hungaroring es el 10º trazado en acoger más de 30 grandes premios.

El circuito fue construido en solo nueve meses, antes de su carrera inaugural. A pesar de ser el circuito permanente más lento, los pilotos disfrutan de sus desafíos.

Budapest es una hermosa ciudad anfitriona, pero la notoriedad de la carrera se debe a que es el primer gran premio que tuvo lugar detrás del Telón de Acero. El primer Gran Premio de Hungría se disputó en 1936, en un parque del centro de Budapest.

Hubo una anécdota famosa cuando el sensor de tiempos en la línea de meta falló al final de la clasificación en 2009. Los coches cruzaron la línea de meta pero inicialmente nadie sabía el orden de la clasificación pero, gracias al sensor de tiempos secundario no se perdió ningún dato y en pocos minutos se reveló que Fernando Alonso había hecho la pole.

Hay 14 curvas en Hungaroring y una sola recta de más de 600 metros, lo que se convierte en un brutal ejercicio para los pilotos. En pleno verano, cuando las temperaturas superan los 35º C, la pista pone a al límite a los pilotos y a los coches.

Para McLaren un GP inolvidable fue el de 1988, cuando Ayrton Senna y Alain Prost estaban en medio de una intensa lucha por el campeonato del mundo. Senna se hizo con la pole, con Nigel Mansell a su lado en la primera fila de la parrilla, y Prost salió desde la séptima posición. Senna lideró la carrera de principio a fin y Prost hizo una gran carrera para acabar en segunda plaza, cruzando la meta a solo medio segundo de su compañero.
[fuente; McLarenF1]

Carlos Sainz: “Recuerdo que hay un parque acuático muy cerca del circuito – puedes verlo desde la pista – pero en realidad nunca he estado. Si digo la verdad, no es algo que me atraiga a visitar, pero es curioso verlo mientras conduces. Yo diría que la clasificación del año pasado en Hungría fue uno de mis mejores momentos de la temporada. Recuerdo ser P15 en FP3 y de repente, de la nada, hacer una de las mejores vueltas de mi vida en quali, con los neumáticos intermedios, para acabar P4 en Q2 y pasar a Q3 – ¡algo que nadie esperaba! Entonces la hice con neumáticos lisos en una pista mojada y terminé P6. ¡Lo disfrute mucho!”
“Budapest es una de mis ciudades favoritas en el mundo; tiene muchas atracciones históricas, buenos restaurantes, los fans que también son increíbles… Tengo una foto en Instagram donde se ven todos los fans a mi alrededor y es difícil encontrarme en la foto. Ésto hace que sea un fin de semana especial porque me siento muy querido en Hungría. Tengo un montón de fans allí y eso, por supuesto, me es muy agradable”.
“La pista me gusta, especialmente en la calificación porque es una vuelta bastante intensa. La carrera en sí, si no llueve, no es tan especial porque es bastante difícil adelantar. En eso es un poco como Mónaco”.
[fuente; Toro Rosso]

Datos  del  circuito

  • Nombre de la circuito: Hungaroring
  • Primera carrera: 1986
  • Ganadores: 2016 Lewis Hamilton, 2015 Sebastian Vettel, 2014 Daniel Ricciardo
  • Distancia; 70 X 4,381 km = 306,63 km
  • Pole 2016: 1’19”965 Nico Rosberg
  • Vuelta rápida en carrera: 1’23”086 Kimi Raikkonen
  • Récord absoluto de vuelta: 1’18”436 Barrichello en la Q1 de 2004
  • Distancia desde pole hasta la curva 1: 617.6 metros
  • Longitud pit lane de velocidad limitada: 363.1 metros
  • Drive-Through a 80 km/h: 16.34 segundos
  • Recta más larga: 908 metros
  • Velocidad punta en carrera: 325.9 km/h Wehrlein en 2016. 315 km/h se prevén para 2017
  • Acelerador a fondo 44% distancia = 33% tiempo de la vuelta
  • Máxima G lateral; 4.5 G
  • Exigencia frenos; Baja. Sólo la curva 1 es fuerte y se frena el 14% de la vuelta.
  • Frenadas de más de 2 G; 11 por vuelta
  • Exigencia ERS: Media. Hay pocas frenadas para cargar energía cinética.
  • Consumo de combustible: Bajo
  • Cambios de marcha: 44 por vuelta
  • Adelantamientos SIN DRS 2016: 10
  • Adelantamientos CON DRS 2016: 8
  • Total de pit stops: 45
  • Estrategia ganadora 2016: 2 pits. Hamilton; Superblandos Usados – 16 Blandos Nuevos – 41 Blandos Nuevos
  • Neumáticos 2016: Superblando, Blando, Medio
  • Neumáticos 2016: Superblando, Blando y Medio

[fuentes; McLarenF1 y Mercedes AMG F1]

Previo Pirelli

El Gran Premio de Hungría utilizará P Zero Medios Blancos, P Zero Amarillos Blandos y P Zero Rojos Superblandos exactamente la misma selección que se eligió en Hungría el año pasado y la quinta vez que esta combinación en particular se ha utilizado en 2017 (la ultima vez en Gran Bretaña).

El circuito de Hungaroring presenta un gran contraste con Silverstone: aunque es permanente en realidad tiene algunas características de un circuito urbano, tales como curvas estrechas y reviradas, tiene un agarre muy bajo, y medias de velocidades contenidas por vuelta.

El clima puede ser extremadamente caliente, aumentando la degradación térmica, y esa es una de las razones por las que el neumático medio se lleva allí.

El Hungaroring es una serie ininterrumpida de curvas, con los neumáticos trabajando constantemente.

Hungría produjo algunas de las temperaturas de pista más altas de 2016 después de un sábado pasado por agua: dos paradas fue la estrategia ganadora el año pasado.

Los equipos tienen niveles de carga aerodinámica bastante altos para maximizar la velocidad de paso por curva, pero el énfasis se pone en un agarre mecánico máximo en lugar de aerodinámico.

En el pasado, hemos visto que los coches de seguridad pueden afectar la estrategia de carrera en Hungría.

Sólo hay una recta real, lo que significa que los neumáticos no tienen mucha oportunidad de enfriarse.

El adelantamiento es notoriamente difícil, así que el énfasis se pone en calificación y en la estrategia de carrera.

El manejo y la agilidad son la clave para una vuelta rápida en lugar de una potencia absoluta.

MARIO ISOLA: “La pista fue reasfaltada justo a tiempo para el Gran Premio del año pasado y será interesante ver el efecto de ese cambio un año después, a medida que el nuevo asfalto madura. Nos dimos cuenta el año pasado que era más suave y generalmente más rápido que la superficie anterior. Las selecciones de neumáticos de los equipos se han inclinado a favor del Blando y el Superblando, por lo que obviamente esperamos que constituyan la base de sus estrategias. Hungría es tradicionalmente una carrera donde la estrategia marca la diferencia, por la dificultad de adelantar, por lo que el proceso de recolección de datos del viernes y el sábado debería ser aún más importante de lo habitual con esta nueva generación de coches más rápidos “.
[fuente; Pirelli F1]

Previo frenadas Brembo 2017 aquí

Previo Mercedes AMG F1 2017 aquí

Infografía Renault F1 2017 aquí

Más datos a continuación en la galería