• La estrategia de Hamilton de dos paradas con un Safety Car fue la mejor
  • Hubo estrategias diferentes entre los 10 mejores en el estreno en Spa de los Ultrablandos
  • Al introducir los neumáticos Ultrablandos por primera vez en Spa los tiempos bajaron hasta 5 segundos por vuelta 

En uno de los circuitos más exigentes para los neumáticos que Formula 1 visita en el año, el piloto de Mercedes Lewis Hamilton ganó el Gran Premio de Bélgica por delante de Sebastian Vettel en una carrera al sprint en las últimas vueltas. La carrera fue frenada por un coche de seguridad en la vuelta 30, que dio a los pilotos la oportunidad de una parada en boxes ‘extra’. El líder Hamilton eligió neumáticos Blandos para su último turno, mientras que Vettel optó por Ultrablandos lo que teóricamente le daba una ventaja de más de un segundo por vuelta. Hasta el Safety Car, ambos estaban usando una estrategia idéntica de Ultrablandos-Blandos en una reñida batalla entre dos, con Vettel parando en boxes dos vueltas después de Hamilton. Una estrategia diferente fue adoptada por el piloto de Red Bull, quien cambió de Ultrablando a Superblando en su primera parada y cambió de nuevo a Ultrablando bajo el Safety Car para terminar en el podio.

Los Force India también corrieron con Superblandos en el segundo período.

Vettel marcó la vuelta más rápida de la carrera, un sorprendente giro de 1’46”577 con neumáticos Ultrablandos; casi cinco segundos más rápido que la vuelta más rápida de carrera de hace un año. Después de un tiempo incierto antes del fin de semana, la carrera comenzó con 27 grados de temperatura ambiente y 34 grados de temperatura en la pista, permaneciendo seca durante toda la distancia del GP de  44 vueltas.

MARIO ISOLA: “El coche de seguridad, obviamente, transformó la estrategia de carrera eliminando cualquier problema de desgaste y degradación en las etapas finales, ya que los pilotos aprovecharon la neutralización para cambiar los neumáticos. Sin embargo, la decisión estratégica se mantuvo interesante en cuanto a qué compuesto elegir. Como ha sido el caso todo el fin de semana, los pilotos delanteros fueron muy parecidos en cuanto a ritmo. Antes del Safety Car, parecía que los líderes estaban preparados para una estrategia de una sola parada en uno de los circuitos más duros del año, habiendo comenzado la carrera con el Ultrablando, que hizo un debut exitoso en Spa”.

Lewis Hamilton ganó la carrera con dos paradas en boxes, habiendo aprovechado el Safety Car en la vuelta 30, como todos sus rivales, para hacer un segundo cambio de gomas. Su primera parada en boxes de Ultrablandos a Blandos fue en la vuelta 12 de las 44. Luego seleccionó Blandos otra vez en su segunda parada, manteniendo la distancia con Sebastian Vettel, después de una estrecha batalla, a pesar de que el alemán de Ferrari optó por Ultrablandos en esa segunda parada.

Las vueltas más rápidas por compuestos en carrera han sido la de 1’46”603 de Hamilton con Blandos, 1’48”300 de Pérez con Superblandos y 1’46”577 de Vettel con Ultrablandos.

Los stints más largos los han hecho Palmer con 22 vueltas con Blandos, Vandoorne y Kvyat con 18 vueltas con Superblandos y Sainz rodó 19 vueltas con un mismo juego de Ultrablandos.