M-Sport se aseguró una victoria histórica y trascendental este fin de semana en el ADAC Rallye de Alemania con Ott Tanak y Martin Järveoja y su Ford Fiesta WRC con motor Ecoboost logrando la primera victoria en suelo alemán del equipo.

Además se logró un doble podio con Sébastien Ogier y Julien Ingrassia que consiguieron una ventaja de 17 puntos a la cabeza de la clasificación del mundial de pilotos gracias a su tercera posición.

Por si ésto no fuera suficiente, el equipo también se aseguró la victoria en la categoría WRC 2 con Éric Camilli y Benjamin Veillas en el Ford Fiesta R5, así como la victoria en la categoría WRC 3 con Julius Tannert y Jürgen Heigl en el Ford Fiesta R2 y también con el Fiesta R2 tripulado por Nil Solans y Miguel Ibáñez que fueron coronados Campeones del Mundial WRC 3 (lo que era el Mundial Junior) este fin de semana.

Otra buena noticia para M-Sport era que el equipo ocupó el 50 por ciento de los diez primeros clasificados así que amplió su ventaja en el campeonato de constructores a 64 puntos.

Con este brillante resultado el equipo ahora se han asegurado al menos una victoria en cada prueba del calendario actual del Campeonato Mundial de Rally de la FIA.

Ott Tanak y Martin Järveoja están demostrando ser unos rivales a tener en cuenta. Tras su segunda victoria del año, ahora ya han ganado tanto en grava como en asfalto y se han establecido por derecho propio como feroces contendientes sobre cualquier superficie.

Los estonios ganaron cinco especiales, leyeron el impredecible clima mejor que nadie, hicieron las elecciones de neumáticos correctas en el momento preciso y mantuvieron su ritmo perfectamente.

Teniendo la confianza necesaria en el Fiesta, la victoria era de ellos y ahora están a sólo 16 puntos de la segunda posición en el campeonato de pilotos.

Ott Tanak tras acabar el rally declaraba: “¿Qué puedo decir? Éste ha sido un rally muy complicado y había un montón de favoritos pero lo hicimos realmente bien. Hemos ganado en asfalto y sabemos que podemos ganar en grava, por lo que ahora no hay razón por la que no deberíamos ser un reto para la victoria en todas partes. El coche ha sido realmente fantástico durante todo el fin de semana por lo que debo dar las gracias generales a todo el equipo que han trabajado tan duro en el período anterior y durante el evento. Yo era capaz de pilotar con mucha confianza cuando las condiciones eran un poco más consistentes y se me hacía realmente muy agradable el pilotar. Ha sido un gran fin de semana y creo que marcamos la diferencia desde el viernes. Fue una carrera muy limpia. Tuvimos una elección de neumáticos muy valiente que resultó ser la mejor decisión. Después de ese día ya todo se trataba de controlar los tiempos. Otra victoria sienta muy bien y, con los tres eventos que quedan, yo no veo por qué no deberíamos atacar a los de delante y buscar el campeonato de pilotos para nosotros mismos. Si quieres luchar por el campeonato hay que seguir ganando, y eso es lo que vamos a intentar”.
[fuente; M-Sport Media]