• El piloto de Mercedes Lewis Hamilton ganó el caluroso GP de Japón con una estrategia de una sola parada (Superblandos-Blandos).
  • Su compañero Valtteri Bottas utilizó una estrategia alternativa y, pese a cumplir una sanción, casi subió al podio.
  • Casi todos los pilotos pararon solo una vez en uno de los circuitos más exigentes de la temporada.

Con temperaturas de la pista de más de 40ºC proporcionando un marcado contraste con las condiciones meteorológicas mucho más frescas vistas al principio del fin de semana, el piloto de Mercedes, Lewis Hamilton, ganó el Gran Premio de Japón saliendo desde la pole y con una estrategia de una sola parada de Superblandos-Blandos.

Esta fue la misma táctica adoptada por la mayoría de los pilotos pero una notable excepción fue precisamente la del compañero de equipo de Hamilton, Valtteri Bottas, que optó por comenzar en el suave y ejecutar un stint inicial mucho más largo.

También el piloto de Ferrari Kimi Raikkonen hizo esa estrategia al igual que los pilotos de Renault Hulkenberg y Palmer y éstos además estiraron mucho más que Bottas y que Raikkonen su primer stint.

Debido a su serie de curvas largas y de alta velocidad, Suzuka es uno de los circuitos más exigentes con los neumáticos. Sin embargo, un madrugador coche de seguridad y más tarde un Safety Car Virtual redujeron ligeramente la cantidad de degradación de las gomas alargando el período del stint inicial de todos los pilotos.

MARIO ISOLA: “Ambos compuestos se comportaron en línea con nuestras expectativas, aunque las temperaturas de la pista y del aire fueron mucho más altas de lo que habían sido anteriormente durante el fin de semana. Combinando los pocos kilómetros realizados en la práctica libre debido al clima y las banderas rojas, esto significaba que los equipos carecían de toda la información que desearían para decidir sobre las condiciones y la estrategia de carrera. A pesar de ésto, y del hecho de que trajimos un compuesto más blando que en años anteriores, la mayoría de los pilotos lograron completar el Gran Premio con un único pit stop. Hubo quienes comenzaron con Blandos en vez de con Superblandos pero aún así la estrategia dominante fue de una sola parada”.

Lewis Hamilton ganó la carrera con una parada en boxes, pasando de Superblandos a Blandos en la vuelta 22.
Él se detuvo justo después de que lo hiciera el piloto de Red Bull Max Verstappen, que terminó segundo.
Predijimos que una parada sería la estrategia más efectiva en condiciones meteorológicas frías, pero esta estrategia demostró ser igualmente fuerte en tiempo más cálido, gracias a la perfecta consistencia de ambos compuestos y la ayuda de los períodos de safety car tanto desplegado como virtual.

Los mejores tiempos por compuesto los han firmado Bottas con Superblandos en 1’33”144 y Ricciardo con Blandos en 1’33”694.

Respecto a los stints más largos Palmer dio 39 vueltas con un juego de Blandos y tanto Alonso como Raikkonen y Ricciardo rodaron 25 vueltas con un mismo juego de Superblandos. [fuente; Pirelli F1]